Sanidad anuncia una ley para acabar con el consumo de alcohol entre los menores

Más del 70% de los menores entre 14 y 18 años han consumido alcohol en los últimos 12 meses y algo más de la mitad lo habían consumido en los últimos 30 días
alcohol
photo_camera Sanidad trata de prevenir de forma eficaz el consumo de bebidas alcohólicas entre menores

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha anunciado este viernes que su departamento trabaja en un anteproyecto de ley “centrado en la protección de la salud de los menores respecto al consumo del alcohol”, así como de las mujeres embarazadas.

Así lo ha manifestado durante su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en sesión extraordinaria para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento, entre otros asuntos.

En cuanto a este anuncio, Mónica García ha recordado que, según los datos de la encuesta Estudes del año 2023, más del 70% de los menores entre 14 y 18 años habían consumido alcohol en los últimos 12 meses y algo más de la mitad lo habían consumido en los últimos 30 días.

Por ello, el borrador del anteproyecto en el que trabaja este departamento ministerial “también incorpora la protección de las mujeres embarazadas”.

Esta normativa “pretende introducir en nuestro ordenamiento jurídico los compromisos asumidos por España en la protección integral de la infancia y la juventud, además de armonizar la normativa vigente a nivel estatal, autonómica y municipal en relación al consumo de bebidas alcohólicas por menores y a su venta, así como a su comunicación comercial, publicitaria y de otro tipo”, ha destacado la ministra.

TABACO

En cuanto al tabaco, García ha recordado que hace más de una década “España era líder en políticas de prevención y control del tabaquismo. Sin embargo, después de 13 años, tenemos que ponernos al día”. Por ello, “una de las metas prioritarias de este Gobierno es alcanzar la primera generación libre de humo. De esta manera y durante el presente año, se aprobará el plan integral, seguido de su implementación y puesta en marcha”.

Este plan irá acompañado de una ampliación de los espacios públicos sin humo. “Durante la tramitación de la anterior ley, se alegaron problemas de cumplimiento, pérdidas económicas y de empleo y conflictividad social, todas erróneas. Tenemos la suficiente experiencia y evidencia científica acumulada para saber que la reducción del tabaquismo sólo trae efectos positivos”.