El Rey sanciona la reforma del artículo 49 de la Constitución que protege a las "personas con discapacidad"

Se trata de la primera reforma social de la Carta Magna en la democracia
rey
photo_camera El monarca ha estampado su firma en la reforma constitucional ante el resto de los poderes del Estado

El rey Felipe VI ha sancionado este jueves la reforma de la Constitución que modifica el artículo 49 para eliminar la mención a las personas con discapacidad como "disminuidos" y que blinda sus derechos, además de prestar una especial protección a las mujeres y niñas con discapacidad por la doble discriminación que sufren.

El monarca ha estampado su firma en la reforma constitucional ante el resto de los poderes del Estado, pues ha estado acompañado en un acto protocolario en el Palacio de la Zarzuela por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol; el presidente del Senado, Pedro Rollán; el presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido; y el presidente del Consejo General del Poder Judicial por suplencia, Vicente Guilarte.

La escena ha sido extraordinaria dado que el jefe del Estado sanciona habitualmente las novedades legislativas sin organizar un acto oficial de estas características, pero esta vez se le ha querido dar la importancia que merece por ser la primera modificación de carácter social que se realiza en la Carta Magna desde su aprobación en 1978.

Esta modificación es la tercera desde la entrada en vigor de la Constitución, pero la primera de contenido social. El nuevo texto se adapta en lenguaje y contenido a la realidad actual y a la terminología internacional. Este cambio ha sido una reivindicación del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), que ha estado peleando por ella cerca de 20 años.

Así, la nueva redacción del artículo 49 reconoce que las personas con discapacidad ejercen los derechos previstos en el Título I en condiciones de libertad e igualdad reales y efectivas.

Asimismo, establece que los poderes públicos impulsarán las políticas que garanticen la plena autonomía personal y la inclusión social de las personas con discapacidad, en entornos universalmente accesibles, y fomentarán la participación de sus organizaciones, en los términos que la ley establezca. Por último, se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y los menores con discapacidad.

La nueva redacción del citado artículo queda así: "Las personas con discapacidad ejercen los derechos previstos en este Título en condiciones de libertad e igualdad reales y efectivas. Se regulará por ley la protección especial que sea necesaria para dicho ejercicio. Los poderes públicos impulsarán las políticas que garanticen la plena autonomía personal y la inclusión social de las personas con discapacidad, en entornos universalmente accesibles. Asimismo, fomentarán la participación de sus organizaciones, en los términos que la ley establezca. Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y los menores con discapacidad".

SUPRESIÓN DEL TÉRMINO "DISMINUIDOS"

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó en primer lugar la reforma del artículo 49 de la Constitución que sustituye el término "disminuidos" por el de ‘personas con discapacidad’ y que fue remitida posteriormente al Senado para su aprobación definitiva.

Tras la votación en la Cámara Baja, con 312 a favor y 32 en contra, la iniciativa impulsada por el PP y el PSOE pasó a la Cámara Alta sin incorporar ninguna enmienda y pudo aprobarse en un pleno extraordinario el 25 de enero. Aquel día Vox fue otra vez el único en oponerse, por lo que la reforma salió adelante con 254 'síes' y tres 'noes' del Pleno del Senado.

Este tipo de modificación constitucional permitía solicitar un referéndum en el que los españoles expresaran en las urnas su opinión al respecto, pero finalmente no será necesario al haber pasado el plazo abierto para ello sin que lo demandaran 35 diputados, que es el cupo necesario para convocar una consulta nacional. Agotado el plazo, el Rey ha firmado este jueves la reforma constitucional para sancionar la modificación.

Se trata de la primera reforma social de la Carta Magna en la democracia, que requería ser aprobada por una mayoría de tres quintos de los diputados y que reclamaban desde hace 20 años las entidades de la discapacidad, que han aplaudido este jueves desde las gradas de la Cámara Alta donde se ha celebrado el debate.

Esta reforma que ha sancionado este jueves el jefe del Estado será publicada, según apuntan a Servimedia fuentes gubernamentales, este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para su entrada en vigor.