Retiradas unas cápsulas por un principio activo causante de arritmias y accidentes vasculares graves

El producto contiene sibutramina, que proporciona una sensación de saciedad y produce un aumento del gasto calórico y, “adicionalmente”, produce un aumento de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea

medicamentos
photo_camera El producto contiene la sustancia activa sibutramina en cantidad “suficiente” para conferirle "la condición legal de medicamento"

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha retirado del mercado el producto HHS A1 L-Carnitine Lepidum cápsulas por la presencia de sibutramina, un principio activo supresor del apetito que produce un aumento de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea y puede causar arritmias, cardiopatías isquémicas y accidentes vasculares graves.

Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado en el que explicó que ha tenido conocimiento, a través de “varias denuncias”, de la comercialización del producto por la empresa HHS (Turquía), según indica su etiquetado, y ha puntualizado que dicho producto está comercializado como complemento alimenticio, pese a no haber sido notificada su puesta en el mercado a las autoridades competentes.

Además, según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la Aemps, el producto contiene la sustancia activa sibutramina en cantidad “suficiente” para “restaurar, corregir o modificar una función fisiológica”, ejerciendo una acción farmacológica, lo que, según Sanidad, “le confiere la condición legal de medicamento”.

Esta sustancia no se declara en su etiquetado, que indica engañosamente una serie de ingredientes de origen vegetal, dando información falsa sobre su seguridad, pudiendo causar daños graves a la salud de las personas que lo consumen”, ha añadido.

La sibutramina proporciona una sensación de saciedad y produce un aumento del gasto calórico y, “adicionalmente”, produce un aumento de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, que, según Sanidad, “pueden ser clínicamente significativas en algunos pacientes, habiéndose registrado casos de arritmias, cardiopatías isquémicas y accidentes vasculares graves con su consumo”.

“Otros efectos adversos que pueden presentarse con su consumo son, entre otros, sequedad de boca, dolor de cabeza, insomnio y estreñimiento, y, además, presenta gran cantidad de interacciones con otros medicamentos”, ha sentenciado la agencia.

En este contexto y teniendo en cuenta, además, que el producto “no ha sido objeto de evaluación y autorización previa a la comercialización por parte de la Aemps”, su dirección ha resuelto la prohibición de la comercialización y la retirada del mercado de todos los ejemplares y ha recomendado que no se consuma “debido a los graves efectos adversos asociados”.