La reserva de agua embalsada en España se sitúa en el 66,3%, el porcentaje más alto en un mes de mayo desde 2020

El Ebro es la novena cuenca española con mayor nivel de agua por detrás del Duero, las cuencas internas del País Vasco, el Miño-Sil, el Cantábrico Occidental, Galicia Costa, Tinto, Odiel y Piedras, el Cantábrico Oriental y el Tajo
photo_camera La reserva hídrica nacional de ahora es un 2% superior a la media del último decenio

La reserva de agua embalsada en España se sitúa este martes en el 66,3% de la capacidad total, la más alta a comienzos de mayo en los últimos cuatro años.

Los embalses españoles almacenan ahora 37.149 hectómetros cúbicos (hm3) de agua, lo que supone 196 hm3 más en la última semana, según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Las precipitaciones de los últimos siete días afectaron considerablemente a toda la península, con el valor máximo en Santiago de Compostela, donde se recogieron 143,9 litros por metro cuadrado.

La serie histórica de Transición Ecológica, analizada por Servimedia, indica que la reserva hídrica nacional de ahora es un 2% superior a la media del último decenio y mantiene el superávit alcanzado tras la Semana Santa por primera vez desde mediados de diciembre de 2018. El déficit llegó a ser de un 36,1% menos de lo habitual a mediados de octubre de 2022.

Durante la 19ª semana del año, la reserva fue del 60,7% en 2021; el 50,7% en 2022; un 48,9% en 2023, y el actual 66,3% en 2024.

Para encontrar una reserva superior a la de ahora en esta época del año hay que remontarse a 2020, cuando era del 66,4%.

CUENCA A CUENCA

Los niveles más altos de agua en la actualidad corresponden al Duero (91,4%), las cuencas internas del País Vasco (90,5%), el Miño-Sil (88,4%), el Cantábrico Occidental (86,9%), Galicia Costa (86,5%); Tinto, Odiel y Piedras (85,2%); el Cantábrico Oriental (84,9%), el Tajo (80,2%), el Ebro (73,7%), el Júcar (56,5%) y el Guadiana (51,4%).

Por debajo del 50% están el Guadalquivir (47,2%), la cuenca mediterránea andaluza (31,8%), el Guadalete-Barbate (30,6%), el Segura (24,3%) y las cuencas internas de Cataluña (23,8%).