Recuperadas 71 piezas arqueológicas robadas en una galería de Barcelona y otros lugares

Seis personas han sido detenidas en Granada y Barcelona y se las acusa de delitos contra el patrimonio histórico, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales
policía-nacional
photo_camera La mayoría de las piezas robadas procedían de una galería de arte de Barcelona

La Policía Nacional ha recuperado 71 piezas arqueológicas de las épocas visigoda, nazarí, califal y renacentista, que fueron robadas en distintos lugares, aunque la mayoría procedía de una galería de arte de Barcelona.

Según informó la Policía este viernes, en la operación, que ha contado con la colaboración del Ministerio de Cultura, han sido detenidas seis personas en Granada y Barcelona, a los que se acusa de delitos contra el patrimonio histórico, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.

La investigación se inició cuando, agentes especializados de la Brigada de Patrimonio Histórico, detectaron en una caseta de la feria Feriarte 2021 un capitel de estilo califal. Llamó la atención de los investigadores porque recientemente habían aparecido en el mercado de arte piezas similares de procedencia ilícita.

Una vez que los investigadores solicitaron al expositor la acreditación del origen de la pieza, pudieron comprobar a través de la factura que había sido adquirido, junto con otros dos capiteles, en un establecimiento de antigüedades de Granada. Se detectaron irregularidades en la factura, como la ausencia del número de factura o no estar desglosado el importe del IVA.

MIEMBROS DE UNA FAMILIA

La investigación sobre el propietario de este establecimiento de Granada permitió determinar que se encargaba de dar salida a objetos expoliados a través de la tienda especializada en arqueología que regentaba en esa ciudad andaluza.

Esto permitió llegar a un grupo criminal formado por diez personas -nueve residentes en Granada y ocho de ellas pertenecientes a una misma familia-, así como al responsable de una galería especializada en arqueología de Barcelona. Algunos integrantes del grupo criminal no fueron detenidos por encontrarse en ese momento fuera del país, ya que alguno de ellos tiene nacionalidad brasileña.

La manera de operar del grupo consistía en que, de forma concertada, los tres hermanos responsables del negocio de antigüedades de Granada. Participaban en la búsqueda y localización de piezas de arqueología expoliadas, para posteriormente confeccionar para cada pieza la documentación necesaria con intención de crearle un pasado que permitiera su introducción en el mercado legal, que es el que más beneficios aporta.

Para ello se valían de testaferros que firmaban contratos de compraventa, acudían al notario y en ocasiones llegaron a hacer el traslado de la pieza como particulares a la galería de Barcelona para que no se les relacionara con el resto de la organización.