El PP gana las europeas con 22 eurodiputados

El PP de Alberto Núñez Feijóo ha ganado las elecciones al Parlamento Europeo con 22 escaños y 4 puntos de ventaja respecto al PSOE
pp
photo_camera La candidatura encabezada por Dolors Monserrat ha sido la lista más votada del 9-J con 22 representantes. Foto: PP

El Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo ha ganado las elecciones al Parlamento Europeo con 22 escaños y 4 puntos de ventaja respecto al PSOE, con lo que casi triplica la diferencia que sacó a Pedro Sánchez en las generales de julio del año pasado, cuando venció por 1,4 puntos.

La candidatura encabezada por Dolors Monserrat ha sido la lista más votada del 9-J con 22 representantes, nueve más que los que tenían hasta ahora los populares tras los comicios de 2019. No obstante, en aquella ocasión el PP se quedó en 13 diputados por la división del centro derecha en tres partidos y la fuerza de Ciudadanos con Albert Rivera.

El mapa del escrutinio es mayoritariamente azul, con el PP como triunfador en todas las comunidades autónomas excepto Cataluña, País Vasco, Navarra y Canarias. La victoria del partido de Feijóo es especialmente abultada en Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y Galicia, pues en todas ellas arrasa con más del 40% de los votos.

EL PSOE AGUANTA EN EL 30%

El PSOE vuelve a perder unas elecciones nacionales y queda como segunda fuerza con 20 eurodiputados, uno menos que los que mantenía actualmente en la Eurocámara. Pese a quedar 4 puntos por debajo del PP, la formación que lidera Pedro Sánchez supera el 30% y en porcentaje mantiene un suelo electoral similar al que le ha permitido gobernar los últimos cinco años.

Los socialistas pierden casi 3 puntos respecto a los comicios de 2019, pero se muestran orgullosos del resultado porque hace tres meses las encuestas privadas vaticinaban que la derrota para Sánchez podía ser mucho mayor. De hecho, durante la campaña ha llamado permanentemente a la “remontada” y en la sede de Ferraz tienen sensación de haberlo conseguido en parte.

Por territorios, el PSOE sufre una importante derrota ante los populares en la mayoría de las comunidades, aunque consigue ganar en Cataluña, en Navarra y en Canarias con alrededor del 30% de los sufragios. Incluso, es la primera fuerza política en las provincias de Vizcaya, Álava, Barcelona, Tarragona, Tenerife y Las Palmas. En el resto de España, es el PP quien triunfa, salvo en Guipúzcoa (para Bildu) y Girona y Lleida (para Junts).

VOX CRECE Y LA IZQUIERDA SE DEBILITA

La alegría ha llegado especialmente a la sede central de Vox al experimentar un crecimiento de 2 eurodiputados y casi 300.000 votos respecto a los últimos comicios de 2019 en una jornada definida por la baja participación. La formación de Santiago Abascal crece de 4 a 6 representantes y se consolida como la tercera fuerza política de España con casi el 10% de los votos.

En cambio, las formaciones de izquierda quedan debilitadas al perder casi la mitad de los votos que obtuvieron hace cinco años bajo las siglas de Podemos. Entonces recibieron 6 escaños con más del 10% de los sufragios y ahora caen a 5 concurriendo por separado con las marcas de Sumar y Podemos.

La lista de la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz entra en el Parlamento Europeo con 3 diputados y un 4,65% de los votos, mientras que la exministra Irene Montero vuelve a conseguir un cargo público gracias a los 2 escaños logrados por Podemos con el 3,28% de los votos.

En el espacio nacionalista, aguanta el tipo la coalición Ahora Repúblicas que conforman Esquerra Republicana, Bildu y el Bloque Nacionalista Galego. Tenían 3 eurodiputados y repiten representación con casi el 4,9% de los votos, seis décimas menos que hace cinco años. De hecho, estos partidos juntos consiguen 45.000 votos más que Sumar en toda España.

También mantiene el resultado Ceus, la lista conformada por Partido Nacionalista Vasco y Coalición Canaria. Tenían un representante y consiguen la misma presencia en el Parlamento Europeo que actualmente, aunque pierden cuatro décimas de apoyo popular.

Por su parte, Junts experimenta un retroceso muy importante porque pasa de 3 eurodiputados a sólo 1 y cae del 4,54% de los votos al 2,54%, apenas un mes después de ser la segunda fuerza de Cataluña en las elecciones autonómica que encabezaba Carles Puigdemont, quien precisamente ha sido europarlamentario durante los últimos cinco años.

La sorpresa de la noche la protagonizó Se acabó la fiesta, la lista electoral del influencer Alvise Pérez. Con una campaña centrada casi exclusivamente en las redes sociales, entra en el Parlamento Europeo con 3 diputados y más de 800.000 votos.