Los perros grandes viven menos que los pequeños por mayor riesgo de enfermedades

Estudio realizado a partir de los datos de encuestas a propietarios de 27.541 perros pertenecientes a 238 razas
perros
photo_camera No hallaron diferencias significativas en el riesgo de enfermedad por sexo, raza pura o mixta y la zona geográfica donde viven los perros

Los perros de tamaño más grande suelen vivir menos que los pequeños porque tienen más riesgo de enfermedades diversas a lo largo de la vida.

Esa es la conclusión principal de un estudio realizado por un equipo de investigadores de Estados Unidos a partir de datos de encuestas a propietarios de 27.541 perros pertenecientes a 238 razas e inscritos en el proyecto Dog Aging Project.

El estudio, publicado en la revista ‘PLOS ONE’ y llevado a cabo en Estados Unidos, fue dirigido por Yunbi Nam, de la Universidad de Washington.

La edad de los perros se asocia con el riesgo de enfermedades, en el cual influye el tamaño corporal.

Sin embargo, los patrones de tamaño son complejos. Si bien los perros pequeños tienden a vivir más tiempo, tienen más riesgo de contraer determinadas enfermedades.

En general, el estudio concluye que los perros más grandes tienen más probabilidades de tener cáncer, enfermedades relacionadas con los huesos, problemas gastrointestinales; afecciones neurológicas, endocrinas o infecciosas, y problemas de oído, nariz o garganta.

Mientras, los perros pequeños cuentan con más riesgo de enfermedades oculares, cardíacas, hepáticas y respiratorias.

La prevalencia de enfermedades renales o urinarias no varió según el tamaño del perro.

EDAD, SEXO O RAZA

La asociación entre la edad y la prevalencia de enfermedades a lo largo de la vida varía según el tamaño del perro para muchas enfermedades, incluidas las oculares, cardíacas, ortopédicas, oncológicas y de oído, nariz o garganta.

Por otro lado, los investigadores no hallaron diferencias significativas en el riesgo de enfermedad por sexo, raza pura o mixta y la zona geográfica donde viven los perros.

Los investigadores señalan que el estudio no confirma ninguna relación causal entre el tamaño, la edad y la enfermedad del perro. Aun así, los hallazgos podrían ayudar a lograr una comprensión más profunda de los tipos de afecciones que pueden ser la causa de la menor esperanza de vida de los canes más grandes.