Page arremete contra el acuerdo con Junts: “Si hay que plantear batalla, lo haremos”

emiliano garcía page
photo_camera Emiliano García-Page señaló sobre el pacto alcanzado por el PSOE con Junts que él antepone su región "a los intereses de mi propia formación política”

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, criticó este viernes el pacto del PSOE con Junts para la investidura de Pedro Sánchez y avanzó que “si hay que ejercer recursos, lo haré; si hay que plantear batalla, lo haremos” para evitar que “se haga una relectura de la Constitución Española”.

Así lo declaró tras inaugurar en Manzanares (Ciudad Real) la nueva resonancia magnética del Hospital Virgen de Altagracia. Emiliano García-Page señaló sobre el pacto alcanzado por el PSOE con Junts que él antepone su región "a los intereses de mi propia formación política”.

No vamos a tolerar bajo ningún concepto, bajo ningún concepto, que alguien utilice la singularidad, la pluralidad de España, el cuento de la lechera, para tener privilegios fiscales o financieros. Eso sería tanto como saber que el día de mañana no podríamos ni acabar los hospitales que estamos haciendo”, aseguró.

“Les digo con mucha tranquilidad que será imposible, pero ni con pacto ni sin pacto, lo quiera o no lo quiera el Gobierno de turno, será imposible que salga adelante un proyecto que privilegia fiscal o financieramente a una parte de España”, subrayó.

“Además, será absolutamente imposible, salvo que queramos engañarnos a nosotros mismos, que haya una votación en la que se ponga en cuestión algo que dice la Constitución y mucho más la soberanía o la unidad de España. Eso no se puede votar y menos aun se puede votar sólo en una parte del país”, aseveró.

“PUIGDEMONT ES CULPABLE”

“Tengan en cuenta una cosa, que no es ni aviso ni amenaza: si hay que ejercer recursos, lo haré; si hay que plantear batalla, lo haremos, pero no vamos a pasar por por que sinceramente se haga una relectura de la Constitución Española. Yo me opuse y me opongo argumentalmente al concepto de amnistía que se ha estado planteando hoy en España, porque significa borrar un delito sin que se haya rendido cuentas”, proclamó.

“Ahora veo que hay algo peor que borrar el delito, que es el intento de reescribir lo que pasó o lo que ha pasado. Discrepo por completo del relato que se planteó ayer en los acuerdos políticos en Madrid. Es un relato falso, Puigdemont es culpable, no es víctima de nada. Los jueces en este país han aplicado las leyes que se han aprobado por todos los partidos, también por el mío, y por tanto no pueden ser objeto de investigación ni de persecución”, enfatizó.

Yo lo que vi ayer es mucha necesidad, por un lado, de gobernar, y por otro lado de librarse de la cárcel, muchas necesidades y ninguna virtud”, declaró García-Page, y agregó que “aquí se está movilizando a una parte del país para que no llegue al Gobierno la derecha española, sin darnos cuenta de que lo que se está consiguiendo es darle el mando a la derecha independentista catalana”.

“TRISTEZA”

“En este sentido, que no nos engañamos. Dejar en manos de alguien que odia a España y que odia a la Constitución y que deja claro que quieren la amnistía, que es un proceso constitucional, quiere que le amnistíen los españoles, pero que si no se cumple lo acordado volverá las andadas, que alguien así tenga el mando de la estabilidad es sinceramente para tener preocupación cuando no tristeza”, consideró.

“Dicho esto, también vamos a mantener una posición de ánimo. Sobran resortes en España, legales, constitucionales, democráticos, para que las cosas se terminen reencauzando, soy en este sentido más optimista de lo que mucha gente se puede imaginar”, señaló.

Y añadió “con mucha claridad” que el único camino “que no podemos tolerar es el de la violencia. La violencia solo trae violencia, el que quiere criticar o atacar desde la violencia, pierde argumentos”.