Nueve de cada diez consumidores siguen recibiendo llamadas comerciales no solicitadas

Marcar un teléfono en la oficina
photo_camera La OCU ha denunciado que una de cada cinco llamadas “incumple directamente” la normativa

Nueve de cada diez consumidores siguen recibiendo llamadas comerciales no solicitadas, al menos una durante el último mes, pese a la entrada en vigor, hace más de tres, de la Ley General de Telecomunicaciones por la que se prohíben dichas llamadas.

Así lo desvela una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en la que participaron 1.518 personas y según la cual, además, la frecuencia de estas llamadas es “muy elevada”, teniendo en cuenta que el 23 % de encuestados recibió diez o más llamadas en los últimos 30 días, según ha precisado este jueves la asociación en un comunicado.

La OCU ha denunciado asimismo, que una de cada cinco llamadas “incumple directamente” la normativa, ya que el teleoperador “no identifica a la empresa para la que trabaja”.

Con respecto al resto, provienen en su gran mayoría (72 %) de compañías con las que el consumidor no tiene contratado ningún tipo de servicio, si bien la organización ha precisado que ello “no implica necesariamente que sean llamadas ilegales”, ya que la ley permite la cesión de datos de clientes entre compañías cuando el usuario “no se oponga expresamente a ello”.

“El caso es que para el consumidor es difícil, por no decir imposible, conocer el alcance de estos acuerdos y saber si la llamada es denunciable ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)”, advierte la entidad. También exige a la AEPD que “active sus tareas de control y vigilancia” y, “llegado el caso”, imponga sanciones “ejemplares” ante la “inobservancia reiterada” de las normas de comunicaciones comerciales.

REVISAR ANTES DE FIRMAR

En paralelo, insta a los consumidores a que, antes de firmar cualquier nuevo contrato de servicios, “revisen una por una” las autorizaciones propuestas por la compañía, que “a menudo” ya están “marcadas por defecto” para “validar y consentir” este tipo de uso.

A su juicio, otra acción “preventiva” que resulta “más sencilla” y que “aprovechan” hasta un 37 % de los encuestados es activar la opción ‘Detección de llamadas y spam’ para que se “filtren y no suenen”, siempre que el móvil sea Android, dado que si el móvil es un iPhone hay que descargar esta función en la App Store.

No es 100 % eficaz, pero filtra buena parte de estas llamadas no deseadas”, ha explicado la OCU, al tiempo que advierte de que, si aun así siguen recibiendo “insistentes” llamadas de una compañía concreta, “deberán contactar por escrito para que deje de usar sus datos personales con fines comerciales”.