Más de ocho millones de alumnos comienzan estos días el nuevo curso escolar

Escolares con mochilas
photo_camera El nuevo curso traerá como novedad la extensión de los currículos de la nueva ley educativa

Más de ocho millones de alumnos arrancarán estos días el curso escolar 2023-2024, que traerá como novedad la extensión de los currículos de la nueva ley educativa (Lomloe, la denominada 'ley Celaá') también a los cursos pares y la continuidad de la prueba de acceso a la universidad tras el anuncio del Gobierno de no desarrollar el decreto para una nueva por estar en funciones.

Los colegios más precoces serán los catalanes y madrileños, ya que comenzarán las clases el 6 de septiembre. Buena parte de autonomías lo harán al día siguiente y, el resto esperarán al 11 de septiembre.

Los principales cambios los afrontarán los alumnos que se hayan matriculado en un curso par en las distintas etapas educativas, cuyos currículos se tendrán que adaptar a la nueva ley educativa, ya que la implantación de la 'ley Celaá' comenzó el pasado curso por los impares. Sobre el papel, la Lomloe propone un aprendizaje más competencial y menos enciclopédico, con un abordaje más individualizado de la educación. Asimismo, según sus impulsores, busca mejorar la calidad educativa, reducir el fracaso escolar, fomentar la igualdad, el desarrollo sostenible y la digitalización.

Se prevé que el número de matriculados sea similar a los datos oficiales actualizados por Educación consultados por Servimedia, del curso 2022-2023: se inscribieron en enseñanzas de Régimen General no universitarias 8.309.480 estudiantes. De ellos, 1.079.967 alumnos cursaron Formación Profesional.

En cuanto al número medio de alumnado por clase, en 2º ciclo de educación Infantil fue de 19 escolares; en Primaria, 21, similares a las de FP; en Secundaria fue de 24,9 y en Bachillerato, de 25,6.

Asimismo, el pasado curso un total de 770.018 profesores impartieron clase en centros de enseñanzas de Régimen General no universitarias (556.171 en centros públicos).

LA EvAU

Según anunció hace unos días el Ministerio de Educación y Formación Profesional, debido a la situación "de provisionalidad" del Gobierno, tras no haberse formado aún tras elecciones generales del 23 de julio, los alumnos que comiencen este curso segundo de Bachillerato tendrán una prueba de selectividad idéntica a la que se dio el pasado junio. Así, de momento no habrá una de transición y que habría que recogerse en un decreto, y la definitiva, si no se cambia el calendario, será en junio de 2028.

Para tener una idea de cómo será la EvAU de junio de 2024, de la que se examinarán quienes comiencen ahora segundo de Bachillerato, hay que acudir a la normativa que se publicó para acotar la última EvAU en junio pasado.

Según recogió el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado mes de enero, las pruebas de junio de 2023 versaron sobre las materias generales del bloque de asignaturas troncales de segundo curso de Bachillerato de la modalidad elegida para la prueba y, en su caso, de la materia Lengua Cooficial y Literatura.

El alumnado que quisiera mejorar su nota de admisión podía examinarse de, "al menos, dos materias de opción del bloque de asignaturas troncales de segundo curso de Bachillerato". Asimismo, los estudiantes se podían examinar de una segunda lengua extranjera distinta de la que hubieran cursado como materia del bloque de asignaturas troncales, que las universidades podrían valorar en sus procedimientos de admisión. Los estudiantes tuvieron 90 minutos para responder las preguntas de cada examen.

MEDIA

"La calificación de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la universidad será la media aritmética de las calificaciones numéricas obtenidas en cada una de las pruebas realizadas de las materias generales del bloque de asignaturas troncales y, en su caso, de la materia Lengua Cooficial y Literatura, expresada en una escala de 0 a 10 con tres cifras decimales y redondeada a la milésima. Esta calificación deberá ser igual o superior a 4 puntos para que pueda ser tenida en cuenta en el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado", detalló el BOE.

Asimismo, la calificación para el acceso a la universidad se calcula ponderando un 40% la calificación de la EvAU y un 60% la calificación final de la etapa. Se entenderá que se reúnen los requisitos de acceso cuando el resultado de esta ponderación sea igual o superior a cinco puntos.