Los médicos de familia esperan que este año solo haya un pico epidémico de gripe

Se recomienda la vacunación, principalmente en personas especialmente vulnerables
photo_camera Se recomienda la vacunación, principalmente en personas especialmente vulnerables

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) espera que este año se recupere la normalidad prepandémica respecto a la gripe con un solo pico epidémico entre febrero y marzo, además de recomendar la vacunación, sobre todo en la población más vulnerable.

Según ha informado, en el año 2020 apenas se registraron casos de gripe. Una dinámica que se mantuvo durante 2021 con muy pocos casos. En el 2022 hubo una temporada de gripe atípica con un comienzo precoz y dos ondas pandémicas: una de gripe A entre noviembre y diciembre, y otra de gripe B, entre enero y febrero.

Ante este escenario de enorme volatilidad registrado en campañas precedentes, los modelos de previsión actuales apuntan a que en 2023 se vuelvan a recuperar los niveles prepandémicos, con un solo pico entre febrero y marzo.

A este respecto, la coordinadora del Grupo de Prevención de Enfermedades Infecciosas y Vacunas del Programa de Actividades Preventivas y promoción de la Salud (Papps) de la semFYC, Ana Pilar Javierre, ha señalado que “de cualquier manera y ante la posibilidad de que se vuelvan a adelantar los casos de gripe, se recomienda la vacunación, principalmente en personas especialmente vulnerables, como mayores de 59 años, menores de 60 años de edad —y convivientes— con inmunodepresión, personas con enfermedades crónicas cardíacas, respiratorias, renales, hepáticas o diabéticos, embarazadas y personal sociosanitario”.

POBLACIÓN INFANTIL

Del mismo modo, este año, por primera vez, se incluye en estas recomendaciones a todos los niños de entre 6 y 59 meses de edad y no solo a los más vulnerables. Esta es precisamente una de las principales novedades de la campaña de vacunación de 2023, la recomendación de incluir a la población infantil, más allá de las patologías de riesgo, como sucedía hasta la pasada campaña.

La experta también destacó que “el hecho de que se vaya a vacunar a toda la población sana de esa edad se debe, fundamentalmente, a que los niños son los principales transmisores de gripe, entre ellos y hacia los adultos. Si habitualmente uno de cada 10 adultos (10%) tiene gripe, en la población infantil ese porcentaje puede aumentar hasta tres de cada diez niños (30%)”.

La campaña tiene como objetivo prevenir y atenuar el contagio del ‘influenza’, virus de la gripe, que se caracteriza por que es estacional.

TEMPORADA 2023

Los médicos de familia estiman que esta temporada de gripe irá recuperando la normalidad prepandémica. El portavoz del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la semFYC, José María Molero, ha comentado que “a medida que se controla la evolución de la pandemia del SARS-CoV-2 mediante la vacunación y los tratamientos antivirales preventivos en grupos de riesgo, es probable que interfiera menos con la circulación de los virus respiratorios como la gripe o el virus respiratorio sincitial (VRS); y la evolución de la epidemia anual de gripe sea más similar a la de los años prepandemia”.

Por lo tanto, añadió, “aunque es imprevisible, se podría esperar que la actividad vuelva a recuperar niveles similares a los años prepandémicos pareciéndose más a estas epidemias clásicas”.