Llega la borrasca Aline con avisos por lluvia, viento o mala mar en 15 comunidades y Ceuta

Aline, la primera borrasca de gran impacto de la temporada 2023-2024 en el suroeste de Europa, llega este jueves con un tiempo adverso en la mayor parte de España, hasta el punto de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado avisos por lluvia, viento o mala mar en 15 comunidades autónomas y Ceuta.

“La formación de una pequeña, pero profunda borrasca frente a Portugal complicará el tiempo en la Península Ibérica. Habrá lluvias generalizadas y abundantes, y también rachas de viento muy fuertes y mala mar”, según Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que los avisos afectan a 45 provincias (todas salvo Álava, Guipúzcoa, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Vizcaya) repartidas por 15 comunidades (solo se libran Canarias y País Vasco), así como la ciudad autónoma de Ceuta.

Hay aviso naranja -riesgo importante para actividades al aire libre- por lluvias fuertes de al menos 30 litros por metro cuadrado en una hora en Badajoz (toda la provincia), Cádiz (Grazalema), Córdoba (sierra, Los Pedroches y Campiña), Huelva (El Andévalo, El Condado y Aracena), Huesca y Lleida (Pirineo), Málaga (Ronda) y Sevilla (Campiña y Sierra Norte).

El aviso naranja por rachas muy fuertes de 90 km/h en Almería (Poniente y capital), Cádiz y Huelva (litoral), Murcia (Campo de Cartagena y Mazarrón) y las islas de Mallorca (sur), Ibiza y Formentera.

Y el aviso naranja por mala mar afecta a las costas de A Coruña y Pontevedra (por olas de cinco a seis metros); las de Alicante, Baleares y Murcia (olas de tres a cinco metros), y las de Cádiz y Huelva (vientos de fuerza 7 a 8).

LO MÁS ADVERSO

Así pues, lo más adverso serán las lluvias fuertes en el suroeste peninsular y el Pirineo, las rachas muy fuertes en el sur de la península y Baleares, y las olas de hasta seis metros en el norte.

No obstante, la mayor parte del país está bajo aviso amarillo por esos fenómenos meteorológicos. Lloverá en casi toda la península, con menor intensidad en las provincias mediterráneas, y más abundantemente en gran parte de la mitad sur. El viento se extenderá por la mayor parte del territorio, salvo el tercio norte y la fachada mediterránea. Y solo se librarán de la mala mar el este de Asturias, Cantabria, País Vasco, el litoral norte de Tarragona, Valencia, Melilla y Canarias.

Por otro lado, el tiempo desapacible estará causado por la influencia conjunta de la borrasca Babet, que se irá alejando hacia el norte, y la nueva borrasca atlántica Aline, que atravesará la península desde el oeste con diversos frentes asociados.

Así, habrá nubes y precipitaciones abundantes prácticamente generalizadas, ocasionalmente acompañadas de tormenta y que avanzarán de oeste a este. Pueden ser localmente fuertes y/o persistentes en amplias zonas de la mitad sur, el noroeste y los Pirineos, especialmente sur y oeste de Galicia, el entorno amplio del oeste del Sistema Central y el área pirenaica.

En todas estas zonas podrán superarse los 40 litros por metro cuadrado en 12 horas e incluso los 60 o 70 litros por metro cuadrado en 12 horas en puntos de los Pirineos, Castilla-La Mancha y Andalucía occidental (en esta última área podrían acumularse 30 litros por metro cuadrado o más en tan solo una hora).

“Son chubascos muy fuertes que implican peligro importante. Precaución porque podría haber crecidas repentinas de cauces que habitualmente bajan con poca agua o algunas inundaciones. Lloverá, de todas formas, en prácticamente toda la península, aunque las lluvias serán más débiles en el Cantábrico y en el extremo oriental. Las precipitaciones también llegarán a última hora a Baleares”, precisó Del Campo.

Serán menos abundantes en el Cantábrico y el extremo este peninsular. Aunque pequeñas cantidades, podría nevar en cumbres del Pirineo.

En Baleares aumentará la nubosidad a lo largo del día, con probabilidad de precipitaciones, menos probables e intensas en el este.

Canarias podría experimentar un incremento de la nubosidad, con alguna precipitación en las islas más occidentales, sin descartar el resto del archipiélago.

MÁS FRÍO

Las temperaturas descenderán de forman generalizada y acusada, salvo en Canarias occidentales y el Estrecho, donde aumentarán. Hará más calor en Valencia (30 grados como mucho), Melilla y Murcia (29), y Alicante y Castellón de la Plana (28), y refrescará sobre todo en León (14); Burgos, Lugo y Palencia (15), y Ávila, Valladolid y Zamora (16).

Por último, predominarán vientos intensos de componentes oeste y sur en la Península y Baleares, rolando a noroeste en litorales atlánticos. Soplarán fuerte o con intervalos de fuerte en mayoría de las zonas costeras. Se esperan rachas muy fuertes en casi todas las áreas, en especial en gran parte de la mitad sur, montañas del norte, el litoral gallego y el área mediterránea. “Precaución también al viento, que podría provocar en algunos casos la caída de ramas u otros objetos elevados”, concluyó Del Campo.