Llega el frío invernal tras un récord histórico de casi 30 grados en diciembre

tiempo frio
photo_camera Un frente atlántico terminará de atravesar la península y Baleares, y desplazará nubosidad hacia el sudeste

El frío invernal, con temperaturas más propias de mediados de diciembre, asoma este miércoles con un descenso térmico en casi toda España después de que este martes se rozaran los 30 grados en el sur de la península.

El viento terral contribuyó a que Málaga alcanzara este martes 29,9 grados de temperatura máxima, lo que supone un nuevo récord de calor en diciembre en la España peninsular desde que hay registros, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los datos de la Aemet, recogidos por Servimedia, indican que el termómetro del Centro Meteorológico de Málaga marcó 29,9 grados a las 14.20 horas. La efeméride anterior de diciembre en ese lugar fueron 24,5 grados. “Ha pulverizado su récord de diciembre por ¡4,9 ºC! Batir récords por tanta diferencia sería mucho menos probable sin el cambio climático observado a escala global y, también, en España”, según Meteorología.

Hasta ahora, la temperatura más alta en la España peninsular para el último mes del año fueron los 29,4 grados medidos en Motril (Granada) el 9 de diciembre de 2010. Fuera de la península se mantienen los 33,6 grados en Guía de Isora (Tenerife) el 17 de diciembre de 2015, y los 30,6 en Melilla el 16 de diciembre de 1989.

La situación será distinta este miércoles porque las temperaturas bajarán en casi toda la península y Baleares, de forma notable en zonas de montaña y el sudeste peninsular.

Entre las capitales de provincia, habrá descensos sobre todo en Granada (nueve grados menos que este martes), Albacete y Málaga (ocho), Jaén y Murcia (siete), y Palencia, Pamplona, Salamanca, Teruel, Valencia y Vitoria (seis).

Este miércoles hará más calor en Santa Cruz de Tenerife (25 grados), Las Palmas de Gran Canaria (24), Melilla (23) y Alicante y Murcia (22), y más frío en Burgos, León, Lugo, Palencia, Segovia y Soria (9).

FRENTE ATLÁNTICO

Por otro lado, un frente atlántico terminará de atravesar la península y Baleares, y desplazará nubosidad hacia el sudeste. Habrá precipitaciones débiles y dispersas en el sur de Aragón, Castilla-La Mancha, Andalucía central y el área del Estrecho, sin descartar zonas aledañas. Tras el paso del frente tenderá a abrirse claros y a remitir las lluvias.

En el extremo norte y zonas del centro se espera una situación posfrontal, con cielos nubosos y precipitaciones, más intensas y abundantes en el litoral cantábrico, donde pueden ser localmente fuertes, incluso persistentes en su extremo oriental. En el nordeste de Cataluña aparecerán chubascos en la segunda mitad del día. Y en Canarias brillará el sol.

La cota de nieve descenderá hasta 1.000 a 1.400 metros en los Pirineos (donde no se descartan acumulaciones de al menos 10 centímetros), la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central y el Sistema Ibérico.

Son probables calimas en Canarias, con tendencia a disminuir algo en las islas orientales, así como nieblas matinales en el interior de Andalucía, este de la Meseta Sur y Pirineos.

Por último, este miércoles soplarán vientos de componente oeste rolando a noroeste en la península y Baleares, fuertes o con intervalos fuertes en el litoral cantábrico, Baleares y Alborán, y rachas muy fuertes en el bajo Ebro. Habrá vientos flojos del este en Canarias, con tendencia a rolar a nordeste.