La Policía interviene once piezas de oro pertenecientes al patrimonio histórico de Ucrania

Piezas de oro ucranianas
photo_camera Las piezas incautadas están valoradas en 60 millones de euros y datan de los siglos VIII y IV a.C. Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional en colaboración con el Servicio de Seguridad de Ucrania ha intervenido once piezas de joyería pertenecientes al patrimonio histórico de Ucrania, que estaban valoradas en más de 60 millones de euros y pretendían venderse en Madrid.

Según ha informado este lunes la Policía Nacional, los agentes han arrestado a cinco personas, dos de ellas de nacionalidad ucraniana, por pertenecer a una red criminal dedicada al tráfico ilícito de bienes culturales procedentes de Ucrania.

Las piezas intervenidas, joyas de oro de gran valor histórico y económico, habían sido sustraídas y exportadas ilícitamente desde Ucrania e iban a ser vendidas en Madrid. La investigación ha contado con la colaboración de la Agregaduría de Interior en Bulgaria, Ucrania, Albania, Macedonia del Norte y Chipre, así como de la División de Cooperación Internacional.

Las primeras pesquisas se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una serie de joyas de oro, de gran valor histórico y económico, procedentes de Ucrania, estaban siendo comercializadas por un ciudadano ucraniano afincado en Madrid. Se trata de piezas que no pueden salir a la venta a través de los canales lícitos habituales, como pueden ser las salas de subastas. Por este motivo, las joyas fueron incorporadas al capital de diferentes sociedades mercantiles, creadas ex profeso, con el fin de dotarlas de apariencia legal y de facilitar así su comercialización por un grupo de inversores.

MÁS DE 60 MILLONES DE EUROS

Con el fin de blanquear el origen de las piezas, las acompañaban documentos en ucraniano, inglés y español para acreditar que pertenecían a la Iglesia Ortodoxa ucraniana. Al mismo tiempo, transferían la propiedad y la capacidad de administrarlas al principal investigado, un sacerdote ortodoxo afincado en Madrid.

Por otra parte, y por encargo de los poseedores, expertos españoles en bienes culturales han elaborado informes y realizaron tasaciones de las joyas, llegando a adjudicarles un valor de más de 60 millones de euros.

La primera pieza fue intervenida por los investigadores en el año 2021. Se trataba de un cinturón de oro con cabezas de carnero que estaba depositado en una caja de seguridad en Madrid, y que el principal investigado había vendido a un empresario madrileño de forma privada y directa. Fue a partir de este momento, y tras numerosas gestiones policiales, cuando los agentes acreditaron que los investigados disponían de otras piezas de similares características.

PIEZAS DEL SIGLO VII A.C

La colaboración del Servicio de Seguridad de Ucrania ha permitido situar el cinturón intervenido, así como varias de las otras piezas, en una exposición celebrada en un museo de Kiev entre 2009 y 2013. Tras ser exhibidas, y encontrándose todavía en ese país, las joyas acabaron en poder del sacerdote ortodoxo quien, en connivencia con un segundo individuo de la misma nacionalidad y gracias a la ayuda de terceras personas, falsificó documentos que creaban la procedencia de los bienes culturales y acreditaban su propiedad. Finalmente, la investigación ha constatado que las joyas habían salido de Ucrania de forma ilícita antes de mayo de 2016.

Gracias a la constante colaboración con las autoridades ucranianas, el pasado mes de septiembre se tuvo conocimiento de que el principal investigado estaba tratando de vender las joyas ayudado por otras personas. Finalmente, los agentes detuvieron a cinco personas por la presunta comisión de un delito de blanqueo de capitales y se intervinieron diez piezas de oro, procedentes de Ucrania, de similares características al cinturón recuperado en 2022.

Todas las piezas, que pertenecen a la cultura greco-escita de los siglos VIII y IV a.C., están siendo estudiadas en el Museo Arqueológico Nacional y en el Instituto del Patrimonio Cultural de España, motivo por el que la investigación continúa abierta.