La OCU pide que la cancelación de viajes a Israel sea considerada “causa de fuerza mayor”

cabina del avión
photo_camera La OCU alerta de que de no permitirse dicha cancelación o modificación sin penalización, se estaría ocasionando un “perjuicio grave” a los consumidores

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha solicitado este lunes que la cancelación de viajes a Israel sea considerada “causa de fuerza mayor” y ha reclamado a las compañías aéreas que permitan a los usuarios cancelar sus viajes a la región afectada sin perder el importe de sus billetes o modificar la fecha de regreso a España sin coste adicional.

Así lo ha demandado en un comunicado en el que ha considerado que la situación en destino “compromete la seguridad de los viajeros” y que el “miedo insuperable” de muchos usuarios es “una razón más que suficiente" para cancelar "por razón de fuerza mayor" las reservas efectuadas.

“No se trata de una cancelación voluntaria, sino de una decisión motivada por la incertidumbre sobre las consecuencias personales y económicas que puede tener ahora mismo viajar a esa región”, ha espetado, convencida de que, de no permitirse dicha cancelación o modificación sin penalización, se estaría ocasionando un “perjuicio grave” a los consumidores que se ven “obligados” a “asumir las consecuencias económicas de una situación de la que no son responsables”.

En este contexto, ha recomendado a todos aquellos viajeros que se ven obligados a cancelar un viaje de ocio a esta zona o modificar el billete de vuelta a casa que indiquen “claramente” que la cancelación “se debe a circunstancias de fuerza mayor”.

Asimismo, les ha instado a que guarden toda la documentación donde se recojan la “negativa” a proceder a la cancelación o modificación y los gastos ocasionados para poder reclamar judicialmente “si es necesario” la devolución de estas cantidades.