La OCU pide “máxima transparencia” en las facturas eléctricas para “evitar engaños" a los usuarios

Euros junto a un enchufe y una bombilla
photo_camera La estrategia comercial utilizada por las compañías consiste en subir la parte fija de las facturas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ha dirigido a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) así como al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para pedirles que “exijan” a las comercializadoras “máxima transparencia” con el término fijo de las tarifas eléctricas y su forma de trasladarlo a las facturas con el fin de “evitar engaños a los usuarios”.

Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado en el que ha recordado que, en dos años, las comercializadoras eléctricas del mercado libre han “multiplicado por cuatro” el margen que cargan por cada kilovatio de potencia contratada, subiendo de los 24,40 euros a 83,10 euros al año de media para un hogar con 4,6 kilovatios contratados.

“La estrategia comercial utilizada por las compañías consiste en subir la parte fija de las facturas y anunciar precios más atractivos por la energía consumida”, ha advertido, para criticar que esto “hace creer a los usuarios que están ahorrando en su recibo, cuando, realmente, no están rebajando su factura o, al menos, no en el grado que pensaban”.

Para la OCU, este incremento del precio de la potencia contratada en lugar de hacerlo sobre el kilovatio/hora consumido es “engañoso” para los consumidores, ya que las comercializadoras “aprovechan” que la parte fija de la factura “es menos conocida” debido a que el importe era “habitualmente el mismo en todas las compañías”.

Junto a ello, ha lamentado que, con este sistema, se “dificulta” la “comparación” de tarifas expresando su importe en diferentes unidades como precio diario, mensual o anual, “dependido de la compañía o del soporte”.

DESINCENTIVO DEL AHORRO

Tras advertir de que esta estrategia “busca también asegurar unos ingresos fijos por cliente” a las compañías y “desincentiva” que los usuarios reduzcan su consumo de la red, la OCU urgió a la CNMC y al departamento de Teresa Ribera a que “exijan” a las comercializadoras la “máxima transparencia”.

“Con tarifas sencillas y comprensibles, sin recargos al término fijo de la tarifa y que, si lo hacen, sea con la máxima claridad posible, así como una publicidad que otorgue la misma visibilidad para todos los componentes y que todas las comercializadoras los expresen en la misma unidad de medida”, ha apostillado.

En este contexto, para ayudar a los usuarios a “sortear” esta estrategia comercial, la OCU les aconseja “vigilar” si la potencia contratada es “adecuada a sus necesidades” y “comparar todos los parámetros de las tarifas”, incluyendo precio de la potencia en punta y valle y precio del kilovatio hora consumido en diferentes horarios.