La OCU denuncia que los roscones de Reyes llevan “demasiados aditivos”

roscon de reyes
photo_camera Los roscones de Reyes que se comercializan en España llevan “demasiados aditivos”, con 13 de media

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que los roscones de Reyes que se comercializan en España llevan “demasiados aditivos”, con 13 de media, entre colorantes, conservantes, emulsionantes y agentes de textura.

Así lo desvela un análisis en el que se han valorado 13 de estos bollos, rellenos con nata, a la venta en cadenas de supermercados y cuyos resultados reúnen la valoración nutricional, la calidad de los ingredientes, la presencia de aditivos, el grado de procesado y la información del etiquetado, además de las calificaciones de degustación de un panel de expertos pasteleros, según precisó en un comunicado.

Tras puntualizar que cada año los españoles consumen alrededor de 30 millones de roscones de Reyes, la OCU ha subrayado que este año “varias” marcas vuelven a sustituir “toda o parte” de la nata del relleno por “otras” grasas, en este caso vegetales, “más baratas”, como la grasa de palma, de coco, de nabina o de palmiste, como es el caso de las marcas Carrefour, Dulcesol Black, Mercadona y El Horno de Aldi.

Con respecto a los aditivos, cuya presencia ha juzgado como “excesiva”, la organización ha aseverado que “alguna” marca llega a incluir “19 diferentes”. “Lamentablemente es habitual encontrar todo tipo de colorantes, sobre todo en la fruta escarchada, además de conservantes, emulsionantes y agentes de textura, a menudo añadidos con el fin de aguantar la congelación y posterior descongelación a la que hayan sido sometidos”, ha apostillado.

En cuanto a la prueba de degustación, los pasteleros han advertido de que “muy pocos” bollos se “asemejan” al tradicional roscón, siendo “más habitualmente” un brioche “ligero”. A su juicio, los “mejores” son los que presentan aromas “ligeros” a cítricos, pero, “sobre todo”, los que se elaboran con mantequilla.

Este año los expertos aprecian una “cierta mejora” en los aromas empleados, que consideran “más suaves”, pero también se observan roscones “demasiado tostados”, algo que, según la asociación, “debe evitarse por la formación de acrilamida”, un compuesto con efecto carcinógeno.

LOS DOS MEJORES

De entre todos los analizados, la OCU ha destacado el Roscón con nata de Lidl, por su “buena calidad general” y su “buen” precio y el Roscón con nata El Corte Inglés Selection, por su “buena” valoración en la prueba de degustación.

Por lo que respecta al primero, a la venta por 10,65 euros el kilo, obtiene una calificación global de 71 puntos sobre 100. Se trata de un bollo “bien” fermentado de “buen tamaño”, con “abundante” azúcar perlado y de textura “blanda”. Además, la organización ha resaltado de él su “buen” olor a bollería, su “abundante” presencia de nata de dulzor “equilibrada” así como que es “sabroso" y se “aprecia” la mantequilla y un sabor a azahar “equilibrado”.

Por lo que se refiere al Roscón con nata El Corte Inglés Selection, que se comercializa por 19,94 euros el kilo, consigue una calificación global de 63 puntos sobre 100. Es un bollo “bien” fermentado con azúcar perlado, textura “blanda” y que presenta “buen” olor a bollería, según el estudio. Junto a ello, sobresale por su nata de “buen” sabor y por ser un artículo de bollería en el que se “aprecia” la mantequilla y que es “tierno” y con aromas “equilibrados”.

Al elegir un roscón relleno de nata de supermercado la OCU recomienda comprobar siempre en el etiquetado la ausencia de grasas vegetales como la palma, el palmiste, el coco o la nabina, “priorizando” aquellos cuyo relleno es “exclusivamente” nata montada y el bollo está elaborado con mantequilla.

En paralelo, aconseja consumirlos siempre “con moderación”, dado que son productos “muy ricos” en grasa (17%) y azúcar (21%).