El Gobierno obligará a que todos los dispositivos electrónicos tengan control parental

Los dispositivos deberán de incluir una aplicación gratuita y accesible de control parental
control
photo_camera La aplicación se incorporará en teléfonos móviles, ‘tablets’, ordenadores y televisiones de uso inteligente

El Gobierno obligará a los fabricantes de dispositivos tecnológicos a incorporar una aplicación gratuita y accesible de control parental en los teléfonos móviles, ‘tablets’, ordenadores y televisiones de uso inteligente.

Lo hará a través del anteproyecto de ley protección a la infancia en el entorno digital que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes en el marco de la acción que los distintos ministerios están llevando a cabo para abordar la irrupción de la tecnología entre los menores de edad y los efectos que aquella tiene sobre éstos.

Este anteproyecto se acompañará de un informe con un diagnóstico y un análisis del impacto de los entornos digitales en menores de edad realizado por el Ministerio de Juventud e Infancia, con las primeras aportaciones del grupo de 50 expertos que se conformó con el objetivo de diseñar una estrategia de país que promueva un entorno digital seguro para los chavales, según han informado fuentes del Gobierno.

Cabe recordar que, según Unicef, la edad media para tener el primer móvil es de once años, a lo que se añade que el 94,8% de los adolescentes dispone de un teléfono móvil con Internet y un 90,8% se conecta todos o casi todos los días.

Del mismo modo, el 49,6% de los adolescentes utiliza Internet más de cinco horas al día los fines de semana y un 31,6% hace ese mismo uso entre semana. Además, el 98,5% de los menores está registrado en alguna red social y hasta en un 83,5% lo está en tres o más de tres.

El estudio ‘Consumir, crear, jugar. Panorámica del ocio digital de la juventud’, elaborado por FAD Juventud, pone de manifiesto que los chavales utilizan el entorno digital para comunicarse (84,1%), buscar información (83,6%) y por ocio, dedicando casi siete horas al día de conexión.

Con este contexto como telón de fondo, el Gobierno impulsará el antedicho anteproyecto de ley, en cuya elaboración han trabajado el Ministerio de Juventud e Infancia, el de Transformación Digital y el de Justicia, que consagra en su artículo dos los derechos de los menores de edad en los entornos digitales.

El texto también establece la obligatoriedad de que los fabricantes incluyan de serie una aplicación gratuita y accesible de control parental en los teléfonos móviles, ‘tablets’, ordenadores y televisiones de uso inteligente.

Además, el Gobierno tiene pensado poner en marcha una estrategia nacional para la protección de la infancia y la juventud en los entornos digitales, que estará inspirada en el informe que el grupo de 50 expertos tiene previsto elaborar.

Esta estrategia incluirá medidas de alfabetización digital y mediática que se impartirán en el ámbito educativo, para lo cual será necesaria la coordinación con las comunidades autónomas.

Por último, el Ejecutivo obligará a incluir en el etiquetado de los productos digitales en lenguaje comprensible para la infancia y para las personas con discapacidad.