El Gobierno flexibiliza los tiempos de conducción y descanso de los transportistas afectados por las protestas

Esta medida pretende garantizar el suministro y abastecimiento de productos del ámbito alimentario dentro del territorio nacional
 
transporte
photo_camera Esta resolución sustituye el límite de conducción diaria máximo de nueve horas por uno de diez horas

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha aprobado, mediante una resolución de la Dirección General de Transporte por Carretera publicada en el Boletín Oficial del Estado, la flexibilización de los tiempos de conducción y descanso de los transportistas de mercancías por carretera afectados por las protestas de los agricultores.

Para ello, la medida establece una serie de excepciones temporales para mitigar los efectos negativos que pueden derivarse de los cortes de tráfico que afectan al normal funcionamiento de determinados flujos de mercancías en las zonas afectadas.

En ese sentido, pretende garantizar el suministro y abastecimiento de productos del ámbito alimentario dentro del territorio nacional.

Esta resolución, que se aplica en todo el territorio español desde el 5 al 14 y del 19 al 26 de febrero, permite sustituir el límite de conducción diaria máximo de nueve horas por uno de diez horas y sustituir el límite de conducción semanal máximo de 56 horas por uno de 60 horas.

También reducir los requisitos del descanso diario de once horas por uno de nueve horas y ofrece la posibilidad de posponer el inicio del período de descanso semanal más allá de seis períodos de veinticuatro horas.

Estas excepciones se aplicarán a los conductores que realicen operaciones de transporte de mercancías que hayan estado afectadas por los cortes y retenciones en España, siempre asegurando que no se pone en riesgo la seguridad en carretera.

Se trata de la segunda disposición que adopta Transportes para mitigar los efectos que para el sector ocasionan las protestas de los agricultores. El pasado 30 de enero ya dictó una resolución para flexibilizar las horas de conducción de los transportistas que se vieron afectados por los cortes y retenciones en Francia y a ambos lados de la frontera con ese país.