El gasto en bienes de consumo aumentó un 4,6% en los hogares españoles durante el primer trimestre

El gasto se modera principalmente debido a la "contención" que se viene observando en los precios de productos de la cesta de la compra, alimentación y perfumería-droguería
cesta-de-la-compra
photo_camera Se está observando una evolución positiva en todas las secciones, destacando refrigerados y congelados

Los hogares españoles incrementaron un 4,6% su gasto en bienes de consumo en el primer trimestre en comparación con el gasto realizado en el mismo periodo de 2023. En concreto, el gasto en gran consumo, productos duraderos y tecnología para el hogar en España ascendió a 35.000 millones de euros.

Así lo ha revelado la nueva edición del Barómetro del Gasto en Retail de NIQ (NIQ Retail Spend Barometer), publicado este miércoles y que se ofrece trimestralmente fruto del análisis conjunto de las firmas NIQ y GfK, según han recordado ambas en un comunicado en el que precisaron que esta cifra “modera” su crecimiento debido “principalmente” a la “contención” que se viene observando en los precios de los productos de la cesta de la compra, alimentación y perfumería-droguería.

Tras subrayar que el comportamiento del primer trimestre de 2024 ha “recogido” la “tendencia” de “moderación” del crecimiento de la inflación alimentaria, que vuelve “rápidamente” hacia “niveles más habituales”, explicaron que, de esta forma, el gasto desglosado por grandes secciones se incrementó un 5% en alimentación envasada, un 5,6% en frescos y un 2,7% en droguería y perfumería.

Esta contención en los precios ha tenido como “consecuencia” una “cierta recuperación” del volumen, que cerró este primer trimestre en positivo, con un 1,7% más que en el mismo periodo del año pasado, “mejorando” la “tendencia” de 2023.

“Es precisamente el volumen, ahora que los precios se moderan, el que debe ser el objetivo fundamental de los operadores del gran consumo en 2024”, puntualiza el informe, que hace también referencia al “comportamiento positivo” de la demanda en los últimos meses, mejora que, a su entender, “es más clara” en productos envasados, con evolución positiva en todas las secciones, destacando refrigerados y congelados, con un 4,3% más, que en productos frescos, entre los cuales pescadería y fruta continúan en negativo, con caídas del 7,9% y del 1,6%, respectivamente.

Por comunidades autónomas, aquellas que más se están “beneficiando” del boom turístico como Murcia, Baleares y Comunidad Valenciana, son las que presentan un comportamiento “más positivo” en la demanda con aumentos del 11,7%, del 9,4% y del 7,1%, respectivamente, y son las que “previsiblemente seguirán creciendo más en los próximos meses”.

No obstante, en el actual contexto el informe revela una “mayor compra en proximidad”, con cestas en las que “entran menos artículos” y con visitas “más frecuentes” a los establecimientos, un entorno que, según el barómetro, “favorece desde luego al canal de supermercados, que refuerza su liderazgo”.