Fin de semana de contrastes con ambiente suave el sábado y caluroso el domingo

Este sábado habrá 39 grados en Murcia y 37 en Albacete, Córdoba, Granada, Lleida y Zaragoza
photo_camera Este sábado habrá 39 grados en Murcia y 37 en Albacete, Córdoba, Granada, Lleida y Zaragoza

La época más calurosa del año es la canícula, que comprende entre el 15 de julio y el 15 de agosto, y esta vez lo hace con un fin de semana de días contrapuestos, puesto que el sábado será suave con bajadas térmicas en todo el país salvo el Mediterráneo y el domingo subirán las temperaturas en todas las zonas excepto el área mediterránea y Canarias.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, señala que este sábado habrá 39 grados en Murcia y 37 en Albacete, Córdoba, Granada, Lleida y Zaragoza, mientras que el domingo hará más calor en Córdoba (41) y Ciudad Real, Jaén y Sevilla (39).

Tenemos por delante unos días con ascensos y descensos térmicos. Durante el fin de semana, las temperaturas van a ser algo más bajas de lo normal en el tercio oeste peninsular y algo más altas en el tercio este, es decir, las regiones mediterráneas y Baleares”, según Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, quien ha añadido que, tras unos días muy calurosos, en Canarias "poco a poco se irá normalizando la situación".

Del Campo ha indicado que la próxima semana comenzará con “un marcado ascenso térmico” en la península y Baleares, que llevará los termómetros hasta valores entre 5 y 10 grados superiores a lo normal para la época del año en amplias zonas peninsulares salvo el tercio oeste.

“Podrían superarse el lunes y el martes los 40 grados en amplias zonas del centro, sur y este de la península, y quizás también en puntos de Mallorca. A partir del miércoles predominarán los descensos térmicos, aunque con ambiente todavía muy cálido en general, salvo en el tercio norte y en el noroeste de la península”, resumió.

SÁBADO

El viento girará este sábado al oeste y traerá consigo una masa de aire atlántico más fresca, por lo que las temperaturas bajarán en toda la península excepto en las provincias mediterráneas. El descenso será extraordinario en el Cantábrico oriental, que experimentará una bajada equivalente a la subida del viernes, en algunos casos de más de 10 grados.

“Estos vientos del oeste llegan recalentados al área mediterránea y, por lo tanto, las temperaturas en las regiones bañadas por ese mar”, ha indicado Del Campo.

Los termómetros reflejarán 36 grados en zonas de Aragón, el interior de Cataluña y de la Comunidad Valenciana, Mallorca, Murcia, el este de Castilla-La Mancha y Andalucía, así como 38 en el valle del Guadalquivir y 40 en Murcia.

Las lluvias serán escasas y quedarán acotadas al extremo norte peninsular, sin descartar alguna tormenta débil en puntos aislados de montaña.

DOMINGO

La situación será opuesta el domingo. Las temperaturas subirán de forma generalizada, pero bajarán en las regiones mediterráneas peninsulares y en Baleares por la llegada hasta allí de vientos del este, que son más húmedos y frescos.

Se superarán los 36 grados en la zona centro y la mitad sur e incluso los 38 a 40 grados en el valle del Guadalquivir y Andalucía oriental. En el Cantábrico, el ambiente será más fresco y apenas se superarán los 22 grados.

El domingo lloverá solo puntos de las comunidades cantábricas y aparecerá alguna posible tormenta aislada en zonas de montaña.

En cuanto a Canarias, este fin de semana predominará el régimen de vientos alisios, que en algunos puntos soplarán con intensidad. Las temperaturas se irán normalizando, aunque el sábado se podrán superar los 32 grados en el sur de Gran Canaria.

PRÓXIMA SEMANA

La próxima semana comenzará el lunes con una subida generalizada de las temperaturas en la península y Baleares. Ese ascenso continuará el martes en las regiones mediterráneas.

“Serán, por lo tanto, días muy cálidos por la llegada de una nueva masa de aire cálido procedente de norte de África y también por la presencia de cielos poco nubosos”, ha recalcado Del Campo.

Así, el lunes y el martes se esperan 36 grados en amplias zonas del territorio, 38 a 40 en el centro y sur de la península, y 40 a 42 en el valle del Guadalquivir.

Con el repunte de las temperaturas en el este peninsular y Baleares, el martes se podrían superar los 38 a 40 grados también en zonas de Aragón, interior de las comunidades mediterráneas, puntos de Mallorca y Andalucía oriental.

La madrugada del martes será tórrida (es decir, cuando la temperatura mínima no baja de 25 grados) en puntos del este y sur de la península, y en Baleares.

Durante los días siguientes predominarán los descensos de las temperaturas, especialmente en el norte y este de la península, y también en Baleares, aunque el miércoles y jueves serán todavía días muy calurosos en buena parte del centro, este y sur de la península, con temperaturas máximas superiores a los 35 grados”, ha concluido Del Campo.