Fin de semana de contrastes: calor intenso en sur y tormentas en el norte

tormenta de verano en Zaragoza
photo_camera El fin de semana estará marcado por el calor, con temperaturas máximas que podrían rondar los 38 a 40 grados en el valle del Guadalquivir, y por las tormentas en la mitad norte

Este fin de semana habrá contrastes en la situación meteorológica porque se espera calor intenso en el suroeste peninsular, donde podrían alcanzarse los 40 grados; noches tropicales en el Mediterráneo y zonas del sur y el centro, y tormentas en el norte con posibilidad de que lleguen con granizo.

“El fin de semana estará marcado por el calor, con temperaturas máximas que podrían rondar los 38 a 40 grados en el valle del Guadalquivir, y por las tormentas en la mitad norte, que tanto el sábado como el domingo podrían ser localmente fuertes y estar acompañadas de granizo”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo añadió que ese tiempo inestable con chubascos en el norte continuará hasta el martes o miércoles de la próxima semana. “Probablemente después se impongan las altas presiones y las temperaturas tenderán a subir, con ambiente que podría ser muy caluroso en amplias zonas del país”, señaló.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que Capital será la capital más calurosa estos días, con 39 grados el viernes (empatada este día con Badajoz y Sevilla) y el sábado, y 38 el domingo. En cambio, Santander se convertirá esos días en la capital con ambiente más suave, puesto que las temperaturas allí llegarán a 22 o 23 grados como mucho.

VIERNES

El episodio cálido iniciado este miércoles tras un mes de tormentas en amplias zonas de España da una vuelta de tuerca este viernes con otro repunte de las temperaturas en toda España salvo en Galicia, el área mediterránea y Canarias, donde permanecerán con pocos cambios.

Ello ha obligado la Aemet a activar los primeros avisos amarillos -riesgo para actividades al aire libre- por calor intenso de este verano meteorológico en cinco provincias del sur peninsular, concretamente Badajoz (38 grados en las vegas del Guadiana), Córdoba y Sevilla (38 en la Campiña), Huelva (38 en El Andévalo y El Condado, y 36 en el litoral) y Jaén (38 en el valle del Guadalquivir).

SÁBADO

Debido a la aproximación de una baja atlántica, este sábado aumentará la inestabilidad atmosférica en la mitad norte peninsular, que se traducirá en el desarrollo de nubosidad a partir de la mañana, con chubascos y tormentas más frecuentes por la tarde y que localmente podrían ser fuertes y estar acompañados de granizo, especialmente en entornos montañosos y sus proximidades.

El calor se intensificará en la mitad oriental peninsular y Baleares. El sábado, que será el día más caluroso de la semana, amanecerá tras una noche tropical -es decir, cuando los termómetros no bajan de 20 grados- a orillas del Mediterráneo y zonas del interior de la mitad sur y la zona centro peninsular.

Los termómetros marcarán 34 o 35 grados en la depresión del Ebro, amplias zonas del centro y sur de la península, e incluso puntos de Mallorca. En esas zonas, las temperaturas estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal para la época del año.

De nuevo, Badajoz, Córdoba y Sevilla, así como otras localidades de valle del Guadalquivir rondarán los 38 a 40 grados.

DOMINGO

El panorama meteorológico apenas cambiará el domingo. La baja atlántica seguirá favoreciendo la inestabilidad atmosférica en el norte peninsular, donde seguirán produciéndose chubascos y tormentas.

Además, esas precipitaciones aparecerán desde primeras horas en las comunidades cantábricas, mientras que serán más frecuentes a partir del mediodía en el resto de la mitad norte, con posibilidad de que sean localmente fuertes en el entorno de la Cordillera Cantábrica y el alto Ebro. También podrían producirse chaparrones en las montañas del interior oriental peninsular.

El resto de la península y Baleares tendrán un tiempo más tranquilo, con una ligera bajada de las temperaturas, salvo en puntos del sureste, donde el descenso podría ser de hasta seis u ocho grados con respecto al sábado.

La madrugada volvería a ser cálida a orillas del Mediterráneo, la mitad sur y la zona centro peninsular, y por la tarde se superarán los 34 grados en la depresión central del Ebro, amplios lugares de La Mancha, Extremadura y Andalucía. Córdoba alcanzará 38 grados; Ciudad Real, Toledo y Zaragoza llegarán a 35 grados, y Madrid se quedará en 33.