España, segundo país de la UE con más abandono escolar temprano

Según los últimos datos de Eurostat, Rumanía lideró el año pasado el abandono escolar antes de tiempo, con una tasa de un 16,6%
escolar
photo_camera La proporción de abandono escolar temprano en el conjunto de la UE ha disminuido desde 2002

España sigue siendo el segundo país de la Unión Europea, tras Rumanía, con más proporción de abandono escolar prematuro (jóvenes de 18 a 24 años que dejan la educación y la formación), con una tasa de un 13,7% en 2023.

Según los últimos datos de Eurostat, Rumanía lideró el año pasado el abandono escolar antes de tiempo, con una tasa de un 16,6%, por delante de España (13,7%), Alemania (12,8%), Hungría (11,6%) y Chipre e Italia (10,5%, en ambos casos).

Por el contrario, los índices más bajos se dieron en Croacia (2,0%), Grecia y Polonia (3,7% en ambos casos), Irlanda (4,0%) y Eslovenia (5,4%). La media de la UE es de un 9,5%.

La serie histórica de Eurostat con datos de los 27 países de la UE indica que España ocupó el primer puesto entre 2011 y 2020, el segundo de 2007 a 2010 y desde 2021 hasta 2023, y el tercero entre 2002 y 2006.

La proporción de abandono escolar temprano en el conjunto de la UE ha disminuido desde 2002 (-7,4%), así como en la década de 2014 a 2023 (-1,6%).

El objetivo comunitario es dejar esa tasa por debajo de un 9% en 2030 y el año pasado fue de un 9,5%, aunque entonces 16 países consiguieron esa meta.

MÁS HOMBRES QUE MUJERES

Pese a estar siempre en puestos de cabeza, España es uno de los países de la UE que más ha bajado el abandono escolar prematuro, pues fue el tercero con mayor reducción desde 2002 (-17,2%), solo por detrás de Malta (-43,2%) y Portugal (-37,0%), y el segundo en la década de 2014 a 2023 (-8,2%), únicamente superada por Portugal (-9,4%).

Por último, más hombres jóvenes dejaron los estudios antes de tiempo el año pasado (11,3%) en comparación con las mujeres (7,7%) y esa disparidad se produjo en la mayoría de los países. Solamente hubo proporciones similares en Rumanía, Chequia, Grecia y Bulgaria, con diferencias de 0,2 puntos porcentuales arriba o abajo.