España registra este 2024 la mayor cifra de mortalidad en carretera

Entre enero y mayo de 2024, un total de 440 perdieron la vida en las carreteras españolas, superando la cifra más alta desde 2016
muert
photo_camera En mayo fallecieron 92 personas en las carreteras españolas

Entre enero y mayo de 2024, un total de 440 han perdido la vida en las carreteras españolas, lo que supone la cifra más alta de ese periodo desde 2016.

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre estadísticas de siniestros recopilados a un máximo de 24 horas tras los accidentes indican que 90 personas murieron en enero, 75 en febrero, 96 en marzo, 87 en abril y 92 en mayo.

La serie histórica de la DGT, recogida por Servimedia, indica que se trata de los cinco primeros meses del año más trágicos en las carreteras españolas desde 2016, cuando se registraron 443 víctimas mortales.

Después hubo 427 fallecidos entre enero y mayo de 2017, 428 en 2018, 415 en 2019, 293 en 2020, 346 en 2021, 435 en 2022, 412 en 2023 y 440 en 2024.

Ya el primer trimestre del año ha resultado ser el más trágico desde 2016, con 261 víctimas mortales en las carreteras, un 16% más que en 2023. Ese dato hizo saltar las “alarmas” en la DGT, según ha reconocido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Por ello, Tráfico endurecerá este año la vigilancia en las carreteras para aumentar la seguridad vial con un plan de choque formado por 95 nuevos radares, 150 guardias civiles más (con mayor presencia en autopistas y autovías), seis millones de controles de alcohol y 120.000 de drogas, entre otras medidas.

MAYO

Por otro lado, mayo sumó 92 personas fallecidas en 83 siniestros letales, esto es, nueve víctimas mortales más que en ese mes del año pasado en un contexto de 39 millones de viajes largos (un 6,3% más respecto a mayo de 2023).

Se trata del décimo mayo más trágico desde 1960, por detrás de los de 2020 (44 víctimas mortales), 2013 (72), 2014 (77), 2016 (82), 2023 (83), 2017 (84), 2019 (86), 2022 (87) y 2021 (88).

Cabe destacar que hubo 70 muertos en carreteras convencionales, que aglutinaron el 76% de las personas fallecidas.

En mayo murieron 41 ocupantes de coche (cuatro menos que en 2023), 27 motoristas (uno más) y siete personas que viajaban en furgoneta (cuatro más). Solo se redujeron las cifras de víctimas mortales en camión de más de 3.500 kilos (una) y ciclomotor (ninguna). Cinco de los siete peatones fallecidos perdieron la vida en autopista o autovía.

Por tipo de siniestro, hubo 11 personas fallecidas más por colisiones que en mayo del año pasado y 11 menos por salidas de la vía.

Ocho personas muertas no utilizaban el correspondiente sistema de seguridad en el momento del siniestro (siete iban en automóvil o furgoneta y una en moto).

Andalucía fue la comunidad autónoma con más incremento de la siniestralidad mortal (nueve fallecidos más) y Castilla y León, la de mayor descenso (cuatro menos).

El día más trágico fue el sábado 11 de mayo, con nueve fallecidos, mientras que en otros cinco no hubo víctimas mortales (jueves 2, viernes 3, martes 14, martes 21 y miércoles 22).