España impulsa con otros ocho países el refuerzo de la protección de los menores en Internet frente a contenidos pornográficos

protección menores internet
photo_camera Una declaración para impulsar iniciativas globales dirigidas a reforzar la protección 'online' de los menores

España ha suscrito, junto a otros ocho países (Australia, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Alemania, Países Bajos y Reino Unido) una declaración para impulsar iniciativas globales dirigidas a reforzar la protección 'online' de los menores, en el marco del Foro de París por la Paz que se celebra este viernes y sábado, según informó el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

El compromiso de los nueve países por el refuerzo de la protección de los menores en Internet sigue la línea de las distintas iniciativas y medidas de calado adoptadas en los últimos años para abordar este asunto, como los instrumentos legales y las políticas implementadas para salvaguardar los derechos e intereses de los menores en línea con la convención de las Nacionales Unidas sobre los Derechos del Niño.

En concreto, la declaración destaca el Proyecto de Ley de Seguridad en Línea del Reino Unido y la Estrategia sobre los Derechos del Niño y la Ley de Servicios Digitales de la Unión Europea, iniciativas que han brindado a escala internacional una orientación sobre cómo garantizar un entorno digital seguro para los niños.

Los países firmantes expresan su determinación de fortalecer eficazmente la protección de los menores en Internet, poniendo el foco en una privacidad altamente efectiva que garantice la verificación y estimación 'online' de la edad de los menores, especialmente para prevenir la exposición temprana de los menores a contenido pornográfico.

A este respecto, se reconocen las iniciativas, tanto legislativas como medidas políticas, emprendidas por distintos países europeos y los Estados miembros de la Unión Europea junto con la Comisión Europea, el Reino Unido y el sector privado en aras de tomarlas como referencia para avanzar en la materia.

El consenso en torno al impulso de la protección 'online' de los menores se ha alcanzado ante la cada vez mayor exposición de los menores a contenidos nocivos, en particular contenidos pornográficos solo para adultos, el ciberacoso, contenidos que conducen a conductas autolesivas o violentas.

También se pone el foco en la prevención de contenidos relativos a ámbitos con una mayor exposición entre los menores referidos a problemas sociales y psicológicos, abusos sexuales en línea, la recopilación excesiva de datos en la utilización de servicios digitales y aplicaciones, así como el uso excesivo de la pantalla.

UN TERCIO DE LA POBLACIÓN INFANTIL

Uno de cada tres niños a nivel mundial ha estado expuesto a contenido pornográfico antes de los 12 años y un tercio de los niños señala haber sido objetivo de acoso cibernético. Según los últimos datos disponibles, el contenido de abuso sexual infantil 'online' casi se duplicó entre los años 2017 y 2019.

España se ha adherido al Laboratorio para la protección de los menores en Internet, creado por Francia en 2022 y que tiene como objetivo explorar, promover, desarrollar y evaluar soluciones que aumenten la seguridad de los menores en línea.

Entre las prioridades para los experimentos que se realizarán en 2024 figura la lucha contra el ciberacoso en las escuelas. El Laboratorio trabaja en el intercambio de información, conocimiento, experiencias y prácticas, así como en el fomento de la investigación para abordar de forma efectiva las cuestiones que afectan a los menores en Internet.

En concreto, se centra en la identificación de herramientas técnicas, organizativas o educativas efectivas que garanticen la protección de los derechos fundamentales. Para ello, los participantes del Laboratorio, entre los que se incluyen gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y empresas privadas, asumen una serie de compromisos.

Entre los compromisos se incluyen la participación en las actividades del laboratorio y el apoyo, directo o indirecto, de los experimentos participando en los procesos de selección y evaluación, así como el compromiso de tener en cuenta los resultados de los experimentos a la hora de elaborar políticas y buenas prácticas.

Igualmente, los participantes se comprometen a apoyar el desarrollo de marcos, buenas prácticas de la industria y principios de diseño orientados a la seguridad y privacidad.

La presidencia Española del Consejo de la Unión Europea está impulsando el reglamento de Inteligencia Artificial para preservar los derechos y valores democráticos en la nueva economía digital, incluyendo la protección de los menores con medidas como el establecimiento de marcas de agua para prevenir las suplantaciones de identidad y los delitos sexuales relacionados con la IA.