España es el décimo país del mundo en energías renovables

La clasificación está encabezada por Chile, Brasil y China
photo_camera La clasificación está encabezada por Chile, Brasil y China

España ocupa el décimo puesto entre los países con mejor desempeño en energías renovables, una clasificación encabezada por Chile, Brasil y China.
Así se desprende del ‘Rastreador de Energías Renovables’ (‘Renewable Energy Tracker’, en inglés), una herramienta de la Plataforma de Acción para las Energías Renovables que evalúa el progreso de los países hacia sistemas de energía 100% limpios.

Esta iniciativa se presentó antes de que la 28ª Cumbre del Clima -conocida como COP28- comience el próximo jueves en Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

La herramienta está impulsada por principios de equidad y justicia y reconoce las diferencias entre países en términos de prioridades, capacidades financieras, tamaño de la población y responsabilidades comunes pero diferenciadas en el desarrollo de las energías renovables.

Además, recompensa a los países que se desempeñan consistentemente mejor que otros en la mayoría de los indicadores evaluados, al analizar el despliegue en el sector energético y en toda la economía, las inversiones, los beneficios colaterales, etc. Es decir, el análisis no se centra únicamente en la capacidad instalada.

60 PAÍSES

El Rastreador abarca 60 países que representan el 85% de la población total y alrededor del 90% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero, el uso de energía y el PIB.

Los países se clasifican como ‘campeones’, ‘pioneros’, ‘moderados’, ’rezagados’ o ‘de arranque lento’. Como solo analiza las energías renovables, no la acción climática en general, los países con mejor desempeño no son líderes climáticos.

Ningún país tiene un desempeño consistentemente mejor que otros, lo que deja vacía la categoría de ‘campeón’. Los tres primeros lugares los ocupan tres economías emergentes y en desarrollo: Chile, Brasil y China. Además, otros ocho países también se catalogan como ‘pioneros’, por este orden hasta completar el undécimo puesto de la clasificación: Finlandia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Alemania, Estados Unidos, España y Portugal.

Varios países emergentes y en desarrollo obtienen mejores puntuaciones que otras naciones ricas desde la perspectiva de la equidad, puesto que Vietnam (13º), Colombia (14º), Jordania (15º), India (17º), México (18º) y Malasia (19º) se cuelan entre los 20 primeros.

Por el contrario, algunos países ricos están ‘rezagados’ o son ‘de arranque lento’ y no están a la altura de sus capacidades y responsabilidades, entre ellos cinco miembros del G-20 que aglutinan casi un 9% de las emisiones globales de efecto invernadero: Japón (32º puesto), Canadá (33º), Corea del Sur (46º), Arabia Saudí (47º) e Italia (48º).

“Nuestro rastreador ofrece una visión única de las energías renovables, que va más allá de las evaluaciones habituales basadas principalmente en las capacidades instaladas. Al considerar factores adicionales como el acceso a la energía y las inversiones, encontramos que ninguna nación emerge como un campeón de las energías renovables”, según Julie Ducasse, especialista en datos de la Red Internacional de Acción Climática (CAN International, en inglés).

ECONOMÍAS EMERGENETES

A pesar de los indicadores basados ​​en la equidad, varios países del África subsahariana se encuentran al final de la clasificación (Tanzania, Senegal, Nigeria y Congo), lo que enfatiza la necesidad urgente de una financiación significativa de los países más ricos de la OCDE hacia las naciones de menores ingresos.

“Basándose en criterios de equidad como el despliegue per cápita y las inversiones por PIB, algunas economías emergentes toman la iniciativa en la expansión de las energías renovables, en particular Chile, China, Brasil e India. Además, muchos otros países en desarrollo más pobres de África y Asia necesitan un apoyo significativo de las naciones ricas para una transición ambiciosa hacia las energías renovables”, Stephan Singer, especialista global sénior de CAN International.