España encadena cuatro días con récords de calor gracias al veranillo de San Martín

cielo con sol y nubes
photo_camera Hasta el momento, la jornada más calurosa fue este martes, cuando los termómetros han marcado al menos 30 grados en zonas de ocho provincias

El actual veranillo de San Martín ha provocado que la España peninsular haya sumado cuatro días consecutivos con récords de calor para esas mismas jornadas -concretamente, entre el 11 y el 14 de noviembre- desde al menos 1950 y previsiblemente podrían llegar más este fin de semana.

Eso significa que desde el pasado sábado se han producido récords de días cálidos en la España peninsular, es decir, que cada jornada sea la más cálida para esa fecha exacta desde 1950, año en el que comienza el registro histórico.

“Estamos registrando un episodio de temperaturas inusualmente altas para la época del año. Nos encontramos ante un veranillo de San Martín sin precedentes en cuanto a las temperaturas. Los pasados días, 11 12, 13 y 14 de noviembre provisionalmente han sido los más cálidos para estas fechas en el conjunto de la España peninsular al menos desde 1950”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo añadió que “hasta el fin de semana es posible que se bata algún récord más, sobre todo el sábado y el domingo, cuando las temperaturas volverán a subir”.

Hasta el momento, la jornada más calurosa fue este martes, cuando los termómetros han marcado al menos 30 grados en zonas de ocho provincias (Alicante, Almería, Cádiz, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Murcia, Santa Cruz de Tenerife y Valencia) en pleno mes de noviembre.

“Es reseñable que alrededor de 80 estaciones de la red de Aemet superaron el día 14 los 28 grados de temperatura máxima, es decir, una de cada nueve estaciones. Esta vez, a mediados de noviembre. Y de estas 80 estaciones, 32 superaron los 30 grados. En buena parte del tercio oriental peninsular y también en puntos del sur, las temperaturas máximas del día 14 estuvieron entre 7 y 12 grados por encima de lo normal para la época del año”, resumió Del Campo.

MÁS DE 33 GRADOS

Los datos de la Aemet, recogidos por Servimedia, indican que este martes hubo 33,2 grados en Coín (Málaga); 32,9 en La Aldea de San Nicolás (isla de Gran Canaria); 32,6 en Elche (Alicante); 32,2 en Álora (Málaga), y 32,1 en la isla canaria de La Graciosa.

“Durante lo que resta de semana continuaremos, en general, con un ambiente claramente más cálido de lo normal, incluso con un repunte durante el fin de semana. Las temperaturas máximas serán entre 5 y 10 grados superiores a las habituales para esta época del año en amplias zonas del país”, recalcó Del Campo.

Las lluvias quedarán acotadas a Galicia y al Cantábrico, aunque irán desapareciendo por allí con vistas al fin de semana.

Estos días habrá bancos de niebla, que se formarán -como es habitual cuando hay estabilidad atmosférica en otoño- en puntos del interior peninsular y también en zonas costeras. “Esto provocará una reducción de la visibilidad y se puede ver dificultado el tráfico rodado”, advirtió Del Campo.

El portavoz de la Aemet avanzó que a partir del próximo lunes “es posible” que se inicie un descenso térmico. “Nos llevaría a un ambiente más propio para esta época del año, incluso en algunos puntos del este y del sur podría ser un ambiente más frío de lo normal. Tampoco habrá muchas lluvias la próxima semana, salvo en el extremo norte y Baleares”, subrayó.

MIÉRCOLES

Este miércoles se han formado bancos de niebla matinales en puntos del interior y en zonas de la costa mediterránea andaluza, donde podrían ser más persistentes.

El paso de sistemas frontales dejará cielos nubosos en el extremo norte peninsular, con lluvias por allí, más abundantes en Galicia, especialmente en su mitad occidental.

Las temperaturas bajarán en el este peninsular y en puntos del Cantábrico, y se superarán los 25 grados en el Mediterráneo, el tercio sur de la península y Canarias, donde continuará el calor con presencia de calima.

JUEVES

Este jueves será una jornada similar. De nuevo, un frente dejará precipitaciones en el extremo norte, más abundantes en Galicia y sobre todo en su mitad occidental, donde, además, persistirán.

Hay posibilidad de formación de bancos de niebla, especialmente en zonas bajas del interior y en costas de Baleares y sur de Andalucía.

Las temperaturas no experimentarán grandes cambios en general. Se rondarán los 20 grados en la cornisa cantábrica, entre 15 y 20 grados en el interior de la mitad norte y la zona centro, y más de 20 grados en la mitad sur, el área mediterránea y Baleares. Habrá 25 grados o más en ciudades como Valencia y Murcia, así como en las dos capitales canarias.

VIERNES A DOMINGO

A partir del viernes y hasta el domingo, el tiempo se estabilizará y apenas habrá, salvo alguna lluvia aislada en puntos de Galicia y del Cantábrico oriental.

Como es habitual en otoño con tiempo anticiclónico, se formarán probablemente bancos de niebla de nuevo en amplias zonas del interior, que también podrían aparecer en zonas costeras, sobre todo en Baleares y en el sur de Andalucía. Cuando levanten, los cielos despejarán.

Las temperaturas bajarán el viernes en el nordeste y subirán después en la mayor parte de España. Será un fin de semana muy cálido para la época, con temperaturas máximas entre 5 y 10 grados superiores a lo normal para la época del año en casi todo el país. Se superarán los 20 grados en puntos del Cantábrico, buena parte del este centro y la mitad sur, así como en ambos archipiélagos, y los 25 grados en Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y zonas próximas.

PRÓXIMA SEMANA

Por otro lado, a partir del próximo lunes se vislumbra un cambio de tiempo. “Es posible que se configure una situación atmosférica entre las altas presiones atlánticas y las bajas presiones centradas en el Mediterráneo que dé lugar a la llegada de aire frío procedente de latitudes altas, impulsado hasta nuestro país por vientos del norte que se crearán entre el pasillo de altas presiones atlánticas y bajas presiones mediterráneas”, apostilló Del Campo.

Con ello, probablemente se producirá un notable descenso térmico entre el lunes y el martes, cuando las temperaturas quedarían normalizadas para la época.

Durante los días siguientes podrían producirse heladas en zonas de montaña y en áreas de la meseta y páramos del centro. Solo se superarían los 20 grados en puntos del Mediterráneo y en Canarias, donde también habrá un descenso térmico y aumento de la nubosidad.

Durante los días más avanzados de la semana siguiente podrían todavía bajar un poco más las temperaturas.

Los vientos del norte arrastrarán nubosidad hasta el extremo norte de la península y provocarán lluvias en el Cantábrico y en los Pirineos, con nevadas en las montañas. Estas precipitaciones también podrían afectar a puntos de Cataluña y Baleares.