España, el segundo país europeo que más usa la televisión conectada a Internet

Niños jugando con consolas
photo_camera Las consolas de juegos conectadas a Internet también fueron populares en 2022

España es el segundo país de la Unión Europea que más uso hace del televisor conectado a Internet. En Malta, 8 de cada 10 personas lo usaron en 2022 (78%) y en España el porcentaje ascendió al 69%. Valores similares ds dieron en Suecia e Irlanda (ambos 68%) y Chipre (66%).

Así se desprende de los datos publicados este martes por la oficina estadística europea Eurostat, que advierten de la creciente importancia de ese uso del aparato de televisión para navegar por Internet en la vida moderna al comparar cifras de 2020 y 2022.

En 2022, más de la mitad (52%) de las personas de la UE de entre 16 y 74 años utilizaban un televisor conectado a Internet, lo que supuso nueve puntos porcentuales más que en 2020 (43%).

DISPOSITIVOS PORTÁTILES INTELIGENTES

Según Eurostat, el uso de dispositivos portátiles inteligentes también experimentó un aumento notable: más de una cuarta parte (26 ) de las personas entre 16 y 74 años utilizan relojes inteligentes, pulseras de 'fitness', gafas o auriculares conectados, rastreadores de seguridad, ropa o zapatos conectados y otros accesorios conectados a Internet. Esto representa también un aumento de nueve puntos porcentuales respecto a 2020 (17%).

Las consolas de juegos conectadas a Internet también fueron populares en 2022, ya que el 20% de las personas de entre 16 y 74 años las utilizaban. El 13% de las personas del mismo grupo de edad utilizó asistentes virtuales, como parlantes o aplicaciones inteligentes, mientras que el 10% utilizó soluciones conectadas a Internet para la gestión de energía, como termostatos, medidores de servicios públicos, luces o enchufes conectados.

FALTA DE NECESIDAD

En el lado opuesto, Bulgaria (30%), Croacia (35%), Polonia (38%), Grecia (39%) y Rumanía (40%) fueron los países de la UE con la proporción más baja de personas que utilizan un televisor conectado a Internet. La falta de necesidad es citada como la principal razón para no utilizar dispositivos conectados a Internet. A pesar del gran aumento en el uso de dispositivos conectados a Internet entre 2020 y 2022, un número considerable de personas informaron no utilizar estos dispositivos en 2022.

Así, el 41% de las personas de entre 16 y 74 años que nunca habían utilizado ningún dispositivo conectado a Internet citaron la falta de necesidad como la razón principal de su no uso. Sin embargo, este porcentaje reflejó una disminución de dos puntos porcentuales respecto a 2020. La siguiente razón más común de no uso fue el coste asociado. En total, el 10% de las personas entre 16 y 74 años consideraron que el coste era demasiado elevado.