España bate el récord de reciclaje de envases domésticos con casi 1,7 millones de toneladas en 2023

Gracias a los casi 1,7 millones de toneladas recicladas, se ha evitado la emisión de 1,7 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera
botellas
photo_camera Lo más reciclado el año pasado fueron los envases plásticos (733.673 toneladas, un 3,5% más)

Un total de 1.683.890 toneladas de envases domésticos de plástico, metal, brik, madera, papel y cartón fueron reciclados el año pasado en España, lo que supone un 3,5% más que en 2022, un nuevo récord histórico y el tercer año consecutivo de incremento.

La serie histórica de Ecoembes, analizada por Servimedia, indica que la primera vez que se recicló más de un millón de toneladas fue en 2005 (1.004.284, exactamente) y se superó el millón y medio en 2019 (1.505.661).

En 2022 se batió un récord histórico con 1.627.313 toneladas recicladas, superado en 2023 con 1.683.890.

Lo más reciclado el año pasado fueron los envases plásticos (733.673 toneladas, un 3,5% más), por delante de los de papel y cartón (697.305, un 4,6% más), los metálicos (243.604, un 0,1% más) y los de madera (9.308, un 3,3% más).

El 73,1% de las toneladas recicladas procedieron de la recogida separada, que incluye la municipal (60,1%) a través de 397.721 contenedores amarillos y 253.322 contenedores azules de las calles. Una vez recogidos, se llevan a alguna de las 97 plantas de selección repartidas por toda España.

También hubo gestión privada (13% del reciclaje) a través de 57.643 puntos de reciclaje situados en lugares de gran afluencia de público, como estadios deportivos, aeropuertos, oficinas, parques de ocio o estaciones.

El 26,9% restante provino de plantas de residuos que tratan la fracción resto (contenedor gris), donde llegan todo tipo de residuos sin separar.

“CONDUCTA AMBIENTAL MÁS EXTENDIDA”

Cada ciudadano depositó en los contenedores amarillos una media de 20,4 kilos de envases de plástico, metálicos y ‘briks’ para su posterior reciclaje (un 5,2% más que en 2022), y en el contenedor azul un promedio de 19,6 kilos de envases de papel y cartón (un 2% más).

Gracias a los casi 1,7 millones de toneladas recicladas, que se convirtieron en nueva materia prima para fabrica productos textiles, tuberías, mobiliario urbano o nuevos envases, se evitó la emisión de 1,7 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Además, se ahorraron 15,53 millones de metros cúbicos de agua, y 9,84 millones de megavatios-hora de energía.

“Gracias a las administraciones públicas, las empresas y la ciudadanía hemos impulsado un modelo de colaboración que ha situado el reciclaje como la conducta ambiental más extendida en nuestro país y que hoy es referente”, ha subrayado Rosa Trigo, consejera delegada de Ecoembes.

Por último, Ecoembes ha señalado este miércoles que la tasa de reciclaje de los envases domésticos que gestiona se situó el año pasado en el 74,2% teniendo en cuenta los envases que las empresas declaran comercializar en el mercado español y que están bajo su gestión.