El verano se marcha con una semana otoñal de lluvias y ambiente fresco

Un mujer en otoño sonriendo
photo_camera Este sábado estrenamos estación

La última semana del verano astronómico -se despedirá el sábado a las 8.50 (hora peninsular)- traerá un tiempo otoñal en muchas zonas de España, con temperaturas frescas para la época del año y lluvias en amplias zonas por la llegada primero de una DANA y de un frente atlántico después.

“A lo largo de los primeros días de esta semana se producirán lluvias y chubascos tormentosos en áreas del este de la península y Baleares, que localmente alcanzarán intensidad fuerte y serán también persistentes y, además, podrían estar acompañados de granizo. Esto sucederá como consecuencia de la llegada de una DANA que condicionará el tiempo en nuestro país hasta el miércoles”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo ha subrayado que el paso de un sistema frontal asociado a una borrasca atlántica barrerá este jueves la península de oeste a este con “lluvias generalizadas a su paso”.

“Todo esto con unas temperaturas en general algo frescas para esta época del año, sobre todo en el interior, así que podemos hablar en algunas zonas de un ambiente prácticamente otoñal. De cara el viernes y fin de semana es probable que el tiempo se estabilice, ya con menos lluvias y temperaturas en ascenso”, ha resumido.

La predicción de la Aemet indica que las capitales más calurosas serán Almería, Córdoba, Granada y Murcia el martes (31 grados); Alicante y Valencia el miércoles (31); Castellón de la Plana el jueves (31); Málaga, Murcia y Santa Cruz de Tenerife el viernes (29); Almería, Córdoba y Sevilla el sábado (30), y Córdoba, Granada y Sevilla el domingo (32).

MARTES

Una DANA se situará este martes en el entorno del Golfo de Cádiz y provocará un incremento de la inestabilidad atmosférica a partir de la tarde. Habrá lluvias y chubascos tormentosos en el entorno de Melilla y el sureste de la península, es decir, Andalucía oriental, Murcia, sur de la Comunidad Valenciana y sur de Castilla-La Mancha. Esos aguaceros podrán ser localmente fuertes y persistentes.

Las temperaturas subirán en la mayor parte de la península, salvo en el sureste, donde bajarán debido a la mayor presencia de nubosidad allí.

MIÉRCOLES

La DANA se irá desplazando el miércoles hacia el este y continuará generando inestabilidad atmosférica y un entorno favorable para la formación de tormentas. De hecho, se esperan precipitaciones localmente fuertes y quizá acompañadas de granizo en el tercio oriental peninsular, la fachada mediterránea y Baleares.

“En zonas próximas a la costa de la Comunidad Valenciana, también en Cataluña y en Ibiza y Formentera, atención porque estas lluvias podrían ser localmente muy fuertes y persistentes. Hay que extremar las precauciones por allí, pues podrían inundarse zonas bajas o podrían producirse crecidas súbitas de ramblas que habitualmente llevan poca agua o están secas”, ha advertido Del Campo.

En cambio, el oeste de la península tendrá un tiempo más tranquilo, aunque un frente asociado a una borrasca atlántica se irá acercando a para dejar lluvias en Galicia.

Las temperaturas máximas bajarán en la mayor parte del país.

JUEVES

La DANA ya se habrá alejado el jueves de la península, aunque podrá dejar algún chubasco de madrugada en Cataluña y Baleares.

El jueves entrará en acción el sistema frontal asociado a una borrasca atlántica que miércoles ya había descargado lluvias en Galicia. “Este frente barrerá el país de oeste a este dejando lluvias prácticamente generalizadas a su paso, aunque en el área mediterránea serán más débiles y dispersas e incluso es probable que no lleguen ni al sureste peninsular ni a Baleares”, ha subrayado Del Campo.

Tras el paso del frente, se irán abriendo claros y cesarán las precipitaciones, en una jornada en la que bajarán las temperaturas en buena parte del oeste y centro de la península, y subirán en las regiones mediterráneas. Por tanto, el ambiente fresco seguirá en el interior peninsular, con temperaturas máximas inferiores a los 25 grados.

VIERNES A DOMINGO

Este viernes, último día completo del verano, todavía quedarán coletazos del frente atlántico en el extremo norte de la península, aunque en general se irán abriendo grandes claros.

Durante el fin de semana predominará un tiempo estable en todo el país, si bien no se pueden descartar algunos chubascos en el nordeste peninsular y Baleares.

Las temperaturas iniciarán un ascenso generalizado a partir del sábado, más acusado en la mitad norte de la península, de manera que los termómetros irán reflejando valores más propios de la época del año.