El PSOE y Sumar cierran el acuerdo de Gobierno que incluye la reducción de jornada

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz firmando el acuerdo
photo_camera Sánchez y Díaz, durante la firma del acuerdo

El PSOE y Sumar finalmente han alcanzado un acuerdo programático para la formación de un nuevo gobierno de coalición “progresista” en España, rubricado en el Museo Reina Sofía por el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la líder de Sumar, la vicepresidenta Yolanda Díaz. Entre otras medidas relevantes, facilitadas por los partidos, el acuerdo incluye “la reducción de jornada sin reducción salarial”.

En el comunicado remitido por ambas formaciones se asegura que este acuerdo, en el que los detalles han sido cerrados por Sánchez y Díaz, es “fruto de las negociaciones que han tenido lugar desde finales de julio”.

El pacto, aseguran, “se produce antes del plazo que PSOE y Sumar se habían marcado para lograrlo y da respuesta al claro mensaje que lanzó la ciudadanía en las elecciones del pasado 23 de julio: el rechazo a un gobierno de la derecha y la ultraderecha en España, y el mandato de seguir avanzando en derechos y libertades”.

El PSOE someterá este acuerdo de gobierno a consulta de sus bases y el sábado, en un Comité Federal -máximo órgano del partido entre congresos- Sánchez expondrá ante los dirigentes socialistas las claves del mismo así como los aspectos más significativos para el partido que supondrá la conformación del nuevo gabinete, según apuntan a Servimedia fuentes socialistas.

El pacto entre PSOE y Unidas Podemos que propició la pasada legislatura el primer Ejecutivo de coalición fue firmado entre Sánchez y el entonces líder de Podemos, Pablo Iglesias el 12 de noviembre de 2019. Entonces, el líder socialista aseguró que el nuevo Gobierno iba a ser “estable y rotundamente progresista”.

PRIORIDAD, EL EMPLEO

Según la información remitida por ambos partidos, el acuerdo se prevé para una legislatura de "cuatro años" y con "el objetivo del pleno empleo" como "una prioridad" que impregna todo el proyecto. Entre otras medidas "relevantes", facilitadas por los partidos, el acuerdo incluye "la reducción de jornada sin reducción salarial; la implementación de forma inmediata de un plan de choque contra el desempleo juvenil; el refuerzo del sistema público de salud; el aumento del parque público de vivienda con el objetivo de que alcance el 20% del parque total; la revisión al alza de los objetivos de la Ley de Cambio Climático; la ampliación de los permisos retribuidos por nacimiento; la universalización de la educación de 0 a 3 años, con la garantía de que el acceso a la educación pública para niños y niñas de dos años será para todos al final de la legislatura, y una reforma fiscal justa que haga que la banca y las grandes energéticas contribuyan al gasto público".

Al margen del comunicado conjunto, Sumar ha expuesto que en el acuerdo también se recoge una "reforma de la financiación territorial", la "subida del SMI para que no se pierda poder adquisitivo" y la "derogación de la ‘ley mordaza’", aspecto este último que quedó sin materializarse en la pasada legislatura pese a que también estaba en el acuerdo de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos.