El 84% de los trabajadores descarta pedir un aumento de sueldo, aunque casi la mitad ya lo ha recibido o lo hará pronto

El 65% de quienes se plantean dejar su trabajo en los próximos 12 meses (16%) asegura que en ningún caso lo abandonaría sin tener otra oferta
photo_camera El 65% de quienes se plantean dejar su trabajo en los próximos 12 meses (16%) asegura que en ningún caso lo abandonaría sin tener otra oferta

El 84% de los trabajadores en España no pedirá un aumento de sueldo próximamente aunque, de estos, casi la mitad (el 44%) ya lo ha recibido o tienen el compromiso de su empresa de percibirlo en breve.

Concretamente, un 26% afirma que su empresa tiene la intención de subirles el salario, mientras que otro 18% destaca que ya ha recibido un aumento en los últimos meses, según el ‘Informe Intención de pedir un aumento de sueldo’ elaborado por InfoJobs.

Si se echa la vista atrás, en 2022 un 21% de los encuestados aseguraba que su empresa les incrementaría el sueldo sin necesidad de pedirlo (porcentaje que ha aumentado en 2023 en cinco puntos porcentuales), y un 15% confirmaba que ya lo había recibido recientemente (tres puntos porcentuales menos que en 2023).

Pese a la subida de salarios generalizada durante 2023, la cifra bruta anual por la que se realizan desciende en relación a 2022. En este sentido, cabe destacar que quienes pedirán un aumento de forma activa lo harán mayoritariamente (31% de las menciones) por una cifra bruta anual de hasta 1.201 euros, situándose así a la par con aquellos que no lo solicitarán, pero lo esperan (para el 62% la subida más común estará por debajo de 1.201 euros brutos anuales).

Solo el 16% de quienes declaran una subida salarial específica (sin contar con quienes prefieren no contestar) disfrutarán de un incremento anual por encima de 2.401 euros brutos anuales. Estos datos han disminuido significativamente respecto a los registrados en 2022, cuando quienes pedían el aumento de forma activa lo iban a hacer por una cifra bruta anual de 3.638 euros, que duplicaba la de aquellos que no lo solicitaban, pero lo esperaban (1.815 euros).

Además, entre aquellos que solicitarán el aumento, la confianza de que se haga efectivo no varía notablemente con respecto al año anterior, y la media se establece en un 5,5.

Por otra parte, a finales de 2023 un 16% de los trabajadores aseguraba que pediría un aumento de salario próximamente, lo que se traduce en un aumento de un punto con respecto a 2022. En este caso, se trata mayoritariamente de empleados pertenecientes al sector primario y secundario (23%), menores de 35 años (23%) y con modalidad de trabajo en remoto (22%).

Asimismo, el 65% de quienes se plantean dejar su trabajo en los próximos 12 meses (16%) asegura que en ningún caso lo abandonaría sin tener otra oferta, y tan solo a un 10% no le preocupa dejarlo aunque no pueda encadenarlo con otro empleo.

Por ello, en esta encuesta de InfoJobs también se ha pedido una valoración por parte de los trabajadores sobre aquellos aspectos que consideran más difíciles de encontrar cuando buscan mejoras laborales. De las respuestas obtenidas se desprende que el aspecto más difícil de encontrar, para un 38%, son mejores condiciones de conciliación (horario, teletrabajo…), sobre todo para las mujeres (43%) y las personas más cercanas a la jubilación (46%).

A este aspecto le sigue en dificultad unas mejores condiciones salariales, con el 34%. En tercer lugar, un 30% de los trabajadores considera difícil encontrar un puesto con mejor proyección profesional (con un plan de formación, plan de carrera…), que es especialmente complicado para uno de cada tres trabajadores mayores de 35 años.

En contraposición, unas condiciones económicas equiparadas por género resultan la condición más sencilla para el 23% de la población ocupada. En especial, para los menores de 35 años (29%) y aquellos empleados del sector cuaternario y quinario (28%).