El 53% de los consumidores cree que es “mejor” mantener el nivel de gasto y hasta el 38% aboga por reducirlo

Entre los productos más comprados destacan los productos de droguería, las actividades de formación, los productos de belleza, cine, espectáculos y ocio
photo_camera Entre los productos más comprados destacan los productos de droguería, las actividades de formación, los productos de belleza, cine, espectáculos y ocio

Más de la mitad de los consumidores españoles, en concreto el 53%, considera que es “mejor” mantener el nivel de gasto, si bien hasta un 38% cree que lo “más inteligente” es reducirlo.

Así lo refleja la última edición del ‘Informe Perspectivas del Consumidor’ de Kantar Insights, que profundiza en la confianza de los consumidores en el cuarto trimestre de 2023 a partir de una encuesta realizada entre el 11 y el 17 de diciembre, según precisó este jueves la consultora en un comunicado.

En este contexto, según la última edición del informe, que se basa en 1.600 entrevistas anuales en cuatro olas a una muestra representativa de la población española, los consumidores españoles mantienen para el nuevo año la “cautela” que “imperó” durante 2023 y continúan optando por las marcas de la distribución a la hora de “contener” sus gastos, con un 47% de ellos que estima que lo mejor es comprar marcas blancas, que son más baratas, frente al 29% que cree que lo mejor es comprar marcas conocidas por la “seguridad” que ofrecen y el 21% que apuesta por probar entre varias firmas.

El "mayor cambio" respecto a la edición anterior del informe se encuentra en la valoración del momento de compra, con una “moderada” tendencia a la “mejora” en “casi todos los productos analizados”.

Entre ellos resaltan los productos de droguería, las actividades de formación, los productos de belleza, cine, espectáculos y ocio como los “únicos” que acabaron el año con una “valoración positiva”.

LEVE MEJORA DE LA CONFIANZA

El informe muestra una “leve mejora” en el Índice de Confianza del Consumidor, que es resultado de la valoración de la situación económica propia y del país, incluyendo perspectivas de empleo, ingresos y gastos, la valoración del momento de consumo y las perspectivas económicas a seis meses y que acabó el año “ligeramente mejor de lo que empezó”.

El resto de los indicadores se mantienen “mayormente estables”, lo que, según el estudio, “refuerza” la idea de que la población, “una vez absorbido el brote de inflación y las subidas de interés, vive la situación con calma”, aunque continúan las “reticencias” ante decisiones económicas que puedan implicar “grandes gastos”.

En el último periodo de 2023 “destaca” la “mejora paulatina” de la percepción de la situación económica del país, punto “débil habitual” de las percepciones de los consumidores, “alentada, quizá”, según la consultora, por los “buenos pronósticos” de cara a 2024 por parte de los principales organismos nacionales e internacionales.