Dolor de muelas, cistitis y catarros son las patologías con consumo excesivo de antibióticos en España

Alrededor de 35.000 personas mueren cada año en Europa como consecuencia de infecciones resistentes, aproximadamente 4.000 de ellas en España
photo_camera Alrededor de 35.000 personas mueren cada año en Europa como consecuencia de infecciones resistentes, aproximadamente 4.000 de ellas en España

Dolor de muelas, cistitis y catarros son las palotogías en las que se observa un consumo excesivo de antibióticos en España, según revela el último Observatorio de Tendencias Cofares: 'La resistencia antibacteriana, ¿una amenaza para la salud pública?'

El estudio constata también, según explicó Cofares, que alrededor de 35.000 personas mueren cada año en Europa como consecuencia de infecciones resistentes, aproximadamente 4.000 de ellas en España.

Este Observatorio es una iniciativa elaborada en el marco de la Semana Mundial de Concienciación sobre la Resistencia a los Antimicrobianos, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo el lema 'Prevengamos juntos la resistencia a los antimicrobianos', y que se celebra del 18 al 24 de noviembre.

Para desarrollar el Observatorio de Tendencias Cofares se ha analizado, por una parte, la evolución de la demanda en farmacias de medicamentos antibióticos en los últimos años, y una investigación documental y bibliográfica para avanzar en el conocimiento de las patologías donde más se prescribe este tipo de fármacos. Entre sus principales conclusiones, este trabajo pone de manifiesto una magnitud inapropiada en términos de prescripción de este tipo de fármacos en patologías comunes, tales como el dolor de muelas, las infecciones de tracto urinario y las infecciones invernales que afectan a la nariz, los oídos, y la garganta.

Asimismo, de los resultados obtenidos también se desprende que en odontología se prescriben en torno al 10% del total de los antibióticos consumidos, de los cuales se estima que en el 70% de los casos estas prescripciones no se consideran adecuadas.

En paralelo, se observa que las infecciones del tracto urinario (ITU) son la segunda causa más frecuente de prescripción de antibióticos, después de las infecciones respiratorias. De hecho, una de cada cuatro mujeres recibe antibióticos inadecuados como tratamiento. En lo que respecta a las infecciones respiratorias, se concluye que la mayor parte de los síntomas de las enfermedades invernales pueden aliviarse con otros medicamentos que pueden adquirirse sin receta en la farmacia.

De hecho, entre el 44% y el 98% de las prescripciones de antibióticos para las infecciones del tracto respiratorio se clasifican como inapropiadas. En este sentido, cobra especial importancia el papel del farmacéutico, quien puede recomendar y aconsejar sobre el mejor medicamento que administrar, evitando así un consumo excesivo de antibióticos.

DEMANDA EN FARMACIAS

El análisis recoge que en los años previos a la irrupción de la pandemia de la covid-19 existía un patrón estacional de la demanda de antibióticos, que contemplaba volúmenes significativos en seis de los doce meses del año y máximos absolutos y relativos en las estaciones de otoño e invierno. Un patrón que se vio alterado en la temporada 2020-2021, al registrarse una significativa disminución de la demanda. Esto es consecuencia de la llegada de la pandemia y las correspondientes medidas de protección instauradas: el confinamiento domiciliario, la distancia social, el uso sistemático de la mascarilla y la higiene de manos.

Tras la relajación de estas restricciones, vuelve a aparecer a partir del otoño de 2021 un patrón similar al prepandémico, aunque sin alcanzar hasta la fecha los mismos niveles de demanda. Este comportamiento se observa a nivel nacional y se replica en la mayoría de las comunidades.

En lo que respecta a la demanda acumulada de medicamentos antibióticos, se ha observado un aumento del 3% en volumen de unidades respecto a los niveles prepandemia. Las comunidades autónomas con más peso y crecimiento en la demanda de este tipo de fármacos son Madrid (peso 23%, +7%), Comunidad Valenciana (peso 14%, +8%) y Andalucía (peso 11%, +6%).

UN TRABAJO DE TODOS

Reducir la prescripción inapropiada de antibióticos es crucial para combatir la creciente amenaza global de la resistencia a los antimicrobianos, reitera Cofares. Para mejorar el seguimiento de las pautas, es fundamental comprender las barreras que obstaculizan este objetivo. Esta comprensión permitirá dirigir intervenciones efectivas, tanto para médicos como para pacientes, mejorando así la implementación de prácticas más adecuadas.

Paralelamente, es necesario que la comunidad científica diseñe nuevos antibióticos o enfoques terapéuticos innovadores para el tratamiento de las infecciones resistentes a los antibióticos, ya que los patógenos han evolucionado y han generado resistencia a múltiples antibióticos y su tratamiento se está volviendo problemático.