Detenidas 27 personas por tenencia, producción y distribución de pornografía infantil

hombre con capucha negra y un ordenador
photo_camera Uno de los detenidos resultó peligroso depredador sexual que habría cometido más de 100 delitos de 'grooming'

La Policía Nacional ha detenido en distintos puntos de España a 27 personas en una redada contra la producción, distribución y tenencia de pornografía infantil.

Según informó la Policía este viernes, en el marco de esta operación se han practicado 26 registros domiciliarios, en diferentes localizaciones del país, en los que se han localizado miles de archivos de contenido pornográfico infantil.

Las fotos y vídeos se encontraban en distinto material informático intervenido. Los agentes se han incautado de 57 discos duros, 15 ordenadores, 16 ‘pendrives’ o memorias, tres tabletas, cuatro teléfonos móviles y gran cantidad de soportes de almacenamiento. Uno de los detenidos resultó peligroso depredador sexual que habría cometido más de 100 delitos de 'grooming'.

PESQUISAS DESDE 2020

La operación se inició a principios del 2020 y en la misma han participado agentes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia y de 14 unidades territoriales. Fue necesario invertir todo este tiempo en la investigación para lograr la plena identificación de algunos de los usuarios, debido a las técnicas de ocultación de identidad que empleaban los detenidos.

Gracias a la persistencia de los agentes y las técnicas empleadas por los grupos de investigación tecnológica consiguieron llegar hasta los responsables de estos hechos.

Uno de los principales objetivos identificados, que actuaba desde su domicilio en la localidad madrileña de Fuenlabrada, resultó ser un peligroso depredador sexual de menores que desarrollaba su actividad en una de las redes sociales más utilizada por los jóvenes.

Durante el registro de su domicilio se tuvo constancia de la actividad virtual ilícita que llevaba a cabo. Para ello habría creado diversas cuentas falsas en las que se hacía pasar por una atractiva joven de la que se había hecho una amplia colección de imágenes de carácter sexual y que usaba como anzuelo para poder iniciar conversaciones con jóvenes varones en la red.

380 CONVERSACIONES

En su perfil se han localizado más de 380 conversaciones con cuentas de lo que aparentemente eran menores de edad y tras el visionado inicial se pudo comprobar la intencionalidad sexual de las mismas.

Tras el examen de los más de 47.000 mensajes y 688 archivos de fotografía y vídeo que habría intercambiado por la red social, se pudo determinar que 109 de estas conversaciones se mantuvieron con menores de entre los 10 y 16 años, de los que el detenido era plenamente conocedor de la edad.

Además, el arrestado grababa las conversaciones mantenidas con alguna de sus víctimas para posteriormente almacenarlas en su ordenador. También fueron localizados archivos sexuales correspondientes a otras menores que serían utilizados para engañar a más víctimas, así como miles de archivos ya conocidos de explotación sexual infantil categorizados en carpetas.