Detectada una campaña de correos electrónicos que buscan chantajear a sus destinatarios: qué hacer ante una sextorsión

Correo sextorsión
photo_camera El correo electrónico fraudulento se envía desde una cuenta de correo generada de manera posiblemente aleatoria, con el asunto de "Notificación de estado de entrega (fallo)"

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha detectado una campaña de correos electrónicos fraudulentos que buscan extorsionar a sus destinatarios con el objetivo de que las víctimas realicen un pago en un monedero virtual de bitcoin para que no se difundan supuestas grabaciones íntimas.

Este tipo de engaño se conoce como sextorsión, y es importante comprender que dichas grabaciones no son reales. Es una estrategia para crear preocupación y alarmar a la víctima, para que de esta manera efectúe el pago debido al miedo de que se lleven a cabo posibles acciones contra su persona.

SOLUCIÓN

Si el usuario encuentra este tipo de correos en la bandeja de entrada, pero no se ha efectuado el pago, hay que marcarlo como spam y eliminarlo. Los ciberdelincuentes no tienen las grabaciones.

No se debe pagar al extorsionador ni intentar comunicarse con él respondiendo al correo, ya que de esta manera se confirma que la cuenta está activa y podría ser usada para estafas futuras.

En caso de haber realizado el pago en criptomonedas Bitcoin, es esencial que se sigan las medidas: guardar todas las pruebas posibles del fraude, mensajes, capturas de pantalla, etc. y ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para interponer una denuncia: utilizar testigos online para obtener las pruebas mencionadas, o comprobar que no se ha publicado información que haya podido aportar practicando egosurfing.

Ante la posibilidad de encontrar información sobre el usuario en Internet, redes sociales o buscadores, ejercer el derecho al olvido, siguiendo las indicaciones Agencia Española de Protección de Datos.