Temor a que servidores europeos de Internet se conviertan en “refugios” para los pederastas

La mayoría de los ordenadores que alojan fotos o vídeos de pornografía infantilestán ubicados en países comunitarios
pederastas-en-la-web
photo_camera La propuesta de 2022 para combatir el abuso sexual de menores en la Red no recibió respaldo

La comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, ha expresado este lunes en el Fórum Europa su temor a que servidores europeos de Internet se conviertan en “refugios europeos” para los pederastas si no sale adelante su propuesta de reglamento comunitario para proteger a los menores en el ciberespacio.

Johansson se ha referido a esta cuestión en Madrid en un encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que ha sido presentada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

A este encuentro han acudido, entre otras autoridades, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez; el secretario de Estado de Justicia, Manuel Olmedo; el director general de la Policía, Francisco Pardo; y el presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar.

La comisaria se ha referido a que su propuesta para combatir el abuso sexual de menores en la Red, presentada en mayo de 2022, no haya recibido todavía el respaldo delos países para ponerse en marcha.

“ENORME RIESGO”

A este respecto, Johansson ha señalado que existe un “enorme riesgo” de que si su propuesta no es aprobada haya servidores de telecomunicaciones en la UE que se conviertan en “refugios seguros” para los pederastas y las personas que abusan de menores.

Ha explicado que la mayoría de los ordenadores que alojan fotos o vídeos de pornografía infantil están ubicados en países comunitarios, de ahí la importancia de que exista una reglamentación propia que afecte a los 27 países.

Ha resaltado que en EEUU ya existen “normas mucho más estrictas” para proteger a los menores en Internet y que el Reino Unido ya ha aprobado una ley similar a la que plantea la Comisión Europea.

Respecto a la posición de los que alertan de que el reglamento que se plantea puede afectar a la privacidad de las comunicaciones, ha indicado que el escaneo de la información que circula en la Red ya se hace para detectar virus informáticos. Ha apuntado que si se hace con este fin como no va a realizarse para combatir los “crímenes más asquerosos”, como ha apuntado son los que afectan a menores.