Uno de cada tres jóvenes reconoce que revisa sus mensajes en el móvil mientras conduce

Estos jóvenes españoles admiten haber revisado alguna vez WhatsApp u otro tipo de servicios de mensajería en el teléfono móvil mientras conducía algún vehículo

coche
photo_camera Uno de cada cinco jóvenes (un 21%) admite que en alguna ocasión ha bebido alcohol antes de conducir

Un 32,4% de los jóvenes españoles admite que alguna vez ha revisado WhatsApp u otro tipo de servicios de mensajería en el teléfono móvil mientras conducía algún vehículo.

Esa es una de las conclusiones del informe ‘Hábitos de los jóvenes al volante’, realizado por Aesleme (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal) y la Fundación Mutua Madrileña, y dado a conocer este lunes.

El trabajo se basa en los testimonios de 1.887 universitarios de 18 a 25 años que participaron entre septiembre de 2022 y mayo de 2023 en el programa ‘Agárrate a la vida’, una iniciativa de charlas de prevención de la siniestralidad vial promovido por Aesleme desde 2010 y dirigido a jóvenes.

El estudio señala que uno de cada tres jóvenes universitarios (un 32,4%) reconoce haber usado alguna vez WhatsApp o SMS mientras conducía, y que un 22,8% ha realizado alguna llamada sin utilizar la opción de manos libres al volante.

ALCOHOL

Por otro lado, uno de cada cinco jóvenes (un 21%) admite que en alguna ocasión ha bebido alcohol antes de conducir y tres de cada cuatro (76,5%) ha visto alguna vez a algún amigo coger el coche tras consumir bebidas alcohólicas o tomar drogas.

No obstante, el 58,3% indica que ha impedido que algún amigo se pusiera ante el volante tras beber alcohol o consumir drogas y uno de cada tres (31,2%) ha ejercicio como conductor alternativo por la noche, es decir, turnarse para que uno de ellos no consuma alcohol y lleve al resto de amigos a casa.

Además, el estudio indica que el 77,8% de los jóvenes respeta los límites de velocidad cuando conducen.

Por último, el 96,5% de los jóvenes encuestados asegura que asistir a una charla de prevención de siniestros de tráfico les hizo reflexionar y evitará o corregirá cualquier hábito imprudente, como no usar casco o cinturón de seguridad, beber alcohol o consumir drogas, o utilizar el teléfono móvil indebidamente al volante.

Aesleme y la Fundación Mutua Madrileña publicaron en 2016 la edición anterior de ese estudio. Desde entonces se ha constatado una reducción de jóvenes que confiesan haber bebido alcohol antes de conducir (de un 27% a un 21%), haber visto a algún amigo coger el coche tras tomar alcohol o drogas (del 80% al 76,5%) o hacer alguna llamada con el teléfono móvil sin manos libres al volante (de un 30% a un 22,8%).