Cada año se diagnostican más de 42.000 nuevos casos de cáncer de colon y recto, el más frecuente en España

El cáncer de colon y recto se puede diagnosticar precozmente “si se siguen las normas establecidas en las diferentes comunidades autónomas"
cáncer-de-colon
photo_camera La prueba recomendada para detectar el cáncer de colon es el test de hemorragias ocultas en heces, que se puede complementar con una colonoscopia

Cada año se diagnostican en España 42.771 nuevos casos de cáncer de colon y recto, de los que 26.357 varones y 16.364 mujeres padecen el tumor maligno más frecuente y con una supervivencia media de cinco años, según ha recordado el presidente de la Real Academia Nacional de Medicina de España (Ranme), el doctor Eduardo Díaz-Rubio.

Con motivo de la celebración este domingo del Día Mundial contra el Cáncer, el doctor Díaz-Rubio ha recordado que el cáncer de colon y recto “es el tumor maligno más frecuente en España y cuenta con una supervivencia media de cinco años, por encima del 60%, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica”.

El cáncer de colon y recto se puede diagnosticar precozmente “si se siguen las normas establecidas en las diferentes comunidades autónomas. Por ello, son muy importantes las campañas de concienciación y que la población esté bien informada”, ha afirmado el presidente de la Ranme.

En cuanto a los cribados, la prueba recomendada es el test de hemorragias ocultas en heces que se puede complementar con una colonoscopia. Una vez diagnosticado el tumor, ha continuado el doctor Díaz-Rubio, “en los casos localizados de bajo riesgo, la cirugía es suficiente para conseguir la curación de la enfermedad”.

Para los casos de alto riesgo de recaída, se aplica una quimioterapia complementaria. “Dado que esta quimioterapia no es necesaria en una gran parte de pacientes, el reto es hacer una selección adecuada. Hoy la podemos llevar a cabo haciendo la determinación del ctDNA tumoral mediante pruebas de secuenciación en tejido y sangre y así detectar la presencia o no de enfermedad mínima residual”.

PRUEBAS FINANCIADAS

Estas pruebas, ha añadido, “deberían estar cubiertas por el Sistema Nacional de Salud y, por tanto, estar disponibles en la cartera de servicios, para que pudieran llegar a todos Los pacientes que lo necesitaran”.

Cuando la enfermedad está avanzada y ya se encuentran metástasis a distancia, “el tratamiento debe estar personalizado y basado en la medicina de precisión, ya que los pacientes son muy heterogéneos”, ha señalado. “También aquí es necesario que las pruebas de secuenciación genómica estuvieran disponibles para todos los pacientes”.

Además, el doctor Díaz-Rubio ha recordado que el presente del cáncer de colon y recto pasa, en primer lugar, “por llevar a cabo un diagnóstico precoz mediante el correspondiente cribado” y, en segundo lugar, “por la incorporación de test genómicos para tratar adecuadamente a las personas con enfermedad localizada o extendida”.

El doctor Eduardo Díaz-Rubio es profesor emérito de Oncología Médica de la Universidad Complutense de Madrid, jefe de servicio emérito del Hospital Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid, experto en cáncer de colon y recto, expresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica y, en la actualidad, es presidente de la Ranme y del Instituto de España.