Dos borrascas golpean la península desde este jueves con lluvia, viento y nieve en cotas bajas

Buena parte de la península estará desde este jueves y, en principio, hasta el domingo bajo la influencia de dos borrascas atlánticas, que llevarán un temporal de nieve, viento y nieve en muchos lugares
lluvia
photo_camera Según la Aemet, llegan dos borrascas atlánticas que traen inestabilidad a la península

Buena parte de la península estará desde este jueves y, en principio, hasta el domingo bajo la influencia de dos borrascas atlánticas, que llevarán un temporal de nieve, viento y nieve en muchos lugares.

“Estamos a las puertas de un cambio de tiempo importante, con la llegada de borrascas atlánticas que, en la segunda mitad de esta semana, darán lugar a lluvias generalizadas y abundantes en amplias zonas de España”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo ha indicado que se esperan “nevadas en zonas de montaña, que, de cara al sábado, sobre todo, podrían aparecer también en zonas bajas, especialmente de la mitad norte”. “Estas borrascas vendrán acompañadas de un descenso de las temperaturas y, además, también de rachas fuertes de viento”, añadió.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que las temperaturas estarán por debajo de lo normal para la época del año en muchas áreas.

Las capitales más calurosas en la península serán Sevilla este miércoles (22 grados); Almería, Bilbao y Murcia el jueves (20); Murcia el viernes y el sábado (21 ambos días), y Alicante, Castellón de la Plana y Murcia el domingo (20).

En cambio, de día hará más frío el miércoles en Ávila, Burgos y León (12); el jueves en Ávila y León (9); el viernes en Ávila (8), el sábado en Ávila (6) y el domingo en Ávila, Burgos y Segovia (8).

De noche, estos días podrían congelarse capitales como Ávila, Soria y Teruel.

MIÉRCOLES

Este miércoles será una jornada mayormente soleada tras una madrugada gélida con -9,6 grados en Cap de Vaquèira (Lleida); -6,1 en San Pedro Manrique (Soria); -5,3 en Molina de Aragón (Guadalajara), y -3,9 en Soria.

Las temperaturas subirán entre dos y cuatro grados respecto al martes en buena parte del interior peninsular, y estarán en torno a los 20 grados en el valle del Guadalquivir.

“A últimas horas de este miércoles ya comenzarán a nublarse los cielos por el oeste de la península, señal de los cambios que se avecinan para el jueves”, adelantó Del Campo.

JUEVES

Este jueves llegará un frente asociado a una borrasca atlántica que dará lugar a precipitaciones en buena parte de la península, salvo en Cataluña y el extremo sureste.

“Las lluvias más abundantes caerán en Galicia, extremo sur de Castilla y León y norte de Extremadura, y también en el oeste de Andalucía. En estas áreas, las precipitaciones podrán ser fuertes, persistentes y están localmente acompañadas de tormenta, e incluso no descartamos algunas granizadas”, indicó Del Campo.

La cota de nieve irá bajando a lo largo del día y quedará en torno a entre 900 y 1.200 metros por la tarde, y en unos 1.200 metros en las montañas de la mitad sur peninsular.

La madrugada del jueves será más cálida que la de días anteriores, con lo que las heladas quedarán acotadas a zonas de montaña “por efecto de la mayor nubosidad y también por los vientos del sur y suroeste, que dificultan la formación de heladas”, según Del Campo.

Las temperaturas diurnas bajarán, sobre todo en la mitad oeste, al entrar por allí una masa de aire frío. En cambio, subirán en el este.

VIERNES

El tiempo inestable se quedará el viernes. “La masa de aire frío que entraba por el oeste el día anterior se irá desplazando hacia el este del país y en esta zona habrá una acusada bajada de las temperaturas. Pueden bajar entre seis y ocho grados con respecto al día anterior en el este peninsular”, ha recalcado Del Campo.

Seguirán las precipitaciones generalizadas en la península, salvo en el sureste. Las lluvias más abundantes, sin descartar que localmente puedan ir acompañadas de tormenta, se registrarán en el oeste, sobre todo en Galicia, el sur de Castilla y León, el norte de Extremadura y el oeste de Andalucía.

Como novedad, lloverá mucho y nevará en las montañas del norte de Aragón y de Cataluña.

Es poco probable que llueva en Baleares. Si ocurre, las lluvias irían acompañadas de barro debido al polvo en suspensión sobre el archipiélago.

Las temperaturas bajarán este viernes, con lo que la nieve aparecerá a partir de 800 a 1.000 metros en el norte y el centro de la península. “Sobre todo por la tarde, no es descartable que pueda nevar en algunos puntos del interior de la mitad norte, no sobre zonas de montaña, sino en puntos de meseta”, apostilló Del Campo.

La cota de nieve se situará entre 1.300 y 1.500 metros en Andalucía. Y soplarán vientos intensos en áreas montañosas.

SÁBADO

Este sábado será, según Del Campo, “probablemente la jornada más adversa de este episodio, con la llegada de una nueva y profunda borrasca atlántica, acompañada también de aire frío, que dará lugar a lluvias generalizadas y nevadas no solo en montañas, sino también en zonas a menor altitud, y también generará esta borrasca vientos intensos”.

Habrá precipitaciones generalizadas, sobre todo en Galicia, el oeste del Sistema Central, amplias zonas del oeste y el este de Andalucía, el este de Castilla-La Mancha y el norte de Aragón y de Cataluña. “En estas zonas serán las precipitaciones más intensas. Pueden ser fuertes, persistentes y estar acompañadas de tormenta”, indicó Del Campo.

La cota de nieve irá bajando hasta situarse a entre 600 a 800 metros en la mitad norte, 800 en la zona centro y de 900 a 1.200 en la mitad sur.

“Con estas cotas previstas, aparte de en las montañas, podrá nevar también en zonas más bajas, especialmente del interior de Galicia, de la Meseta Norte y del este de Castilla-La Mancha”,  ha añadido Del Campo.

En cuanto al viento, soplará con intensidad en zonas costeras y de montaña. Y las temperaturas bajarán un poco más con respecto al viernes.

DOMINGO

La borrasca irá alejándose el domingo hacia el norte, con lo que irá perdiendo intensidad.

“Aunque todavía habrá lluvias y nevadas de manera general, lo cierto es que la mayor probabilidad ahora mismo es que sean menos abundantes que el sábado”, ha señalado Del Campo.

CANARIAS

El archipiélago canario queda al margen de este episodio de precipitaciones. En el archipiélago soplarán vientos del norte durante los próximos días, que llevarán nubes y algunas lluvias al norte de las islas más montañosas.

El ambiente estará más despejado en el resto de Canarias. Y las temperaturas no variarán demasiado durante los próximos días.