La Audiencia Nacional sentencia que el nuevo permiso de cuatro días por fuerza mayor sí debe ser retribuido

Esta sentencia se basa en la Directiva 2019/1158 sobre Conciliación de la Vida Familiar y Laboral
trabajador
photo_camera El carácter retribuido permite alcanzar la igualdad real y no perpetuar la brecha laboral de género

La Audiencia Nacional (AN) ha emitido la primera sentencia con relación al nuevo permiso de 4 días para asuntos de fuerza mayor, que tendrá que ser retribuido, según ha informado este miércoles el sindicato USO.

La demanda de dicho sindicato, contra la empresa de ‘contact-center’ Unísono, planteaba a la Audiencia Nacional la necesidad de aclarar si este nuevo permiso, recogido en el artículo 37.9 del Estatuto de los Trabajadores, debía ser o no retribuido.

“Delegados y afiliados de USO en otras empresas, como Leroy Merlín o Iberia, ya estaban sufriendo la negativa de estas no a conceder, sino a retribuir el permiso. Por eso USO consideraba tan necesaria esta primera sentencia aclaratoria que es de efecto para todos los sectores y empresas”, ha explicado USO.

A su juicio, “la Audiencia Nacional nos regala una interpretación brillante de la norma. No solo tiene en cuenta el articulado literal, sino que, en un análisis histórico y finalista, estima el carácter retribuido del permiso”.

“Para ello, se basa en la Directiva 2019/1158, sobre Conciliación de la Vida Familiar y Laboral, en la Ley de Familias y en la intención del Gobierno de que esos 4 días de ausencia por fuerza mayor familiar sean retribuidos”, ha explicado la letrada de USO y autora de la demanda, María Eugenia Moreno.

Además, ha indicado que esta interpretación con perspectiva de género “es innovadora y valiente, y va en consonancia con algunas otras resoluciones que han abierto camino en los últimos meses. Señala que el carácter retribuido permite alcanzar la igualdad real y no perpetuar la ‘brecha laboral de género’”. Asimismo, ha defendido que también incentiva a los hombres a asumir su “deber de corresponsabilidad en las cargas familiares”.