La antigüedad de los coches sigue al alza en España y alcanza los 14,2 años de media

Según datos de la DGT,  7.782.321 vehículos superan las dos décadas, lo que se traduce en el 25,3% del total
mujer-coche
photo_camera El aumento de la antigüedad de los vehículos dificulta cumplir los objetivos de descarbonización

La antigüedad del parque móvil que circula por España sigue al alza y supera ya los 14 años de media. En concreto, los turismos tienen de media 14,2 años, los comerciales ligeros o furgonetas, 14,4 años; los vehículos industriales, 14,9 años, mientras que los autobuses se mantienen estables en 11,8 años, según un informe de Ideauto a partir de datos de la DGT que ha difundido este jueves la asociación de fabricantes, Anfac.

La patronal resalta en un comunicado que con un mercado de ventas de vehículos nuevos que lleva cuatro años por debajo del millón de turismos, el aumento de la antigüedad dificulta cumplir los objetivos de descarbonización que exigen el Pniec y el 'fit for 55'. Además, las bajas ventas de nuevos han provocado que caiga el peso de los turismos y vehículos comerciales de menos de 5 años un 1,4% y un 2,2%, respectivamente.

"Lo realmente preocupante del aumento de la edad media del parque es que continúan en circulación cada vez más vehículos de más de 20 años. De hecho, por franja de edad son los mayoritarios en turismos, comerciales e industriales. En total, 7.782.321 vehículos superan las dos décadas, lo que se traduce en el 25,3% del total. Es decir, uno de cada cuatro de los vehículos que vemos por nuestras carreteras tiene más de 20 años", ha añadido Anfac.

Atendiendo al distintivo medioambiental, existen 9.036.129 vehículos sin etiqueta, lo que supone el 29,4% del total. A ello habría que sumar 9.141.364 vehículos que tienen distintivo ambiental B, el 29,8 del total. Así pues, los vehículos más viejos y que más emiten son el 59,2% del total del parque. El dato positivo, según Anfac, es que los vehículos circulantes sin etiqueta han caído un 2% en 2023 respecto a 2022 y los de etiqueta B descendieron un 0,9%.

Por su parte, los vehículos con etiqueta ECO y cero han aumentado su presencia, pero apenas suman el 5,7% del parque total de vehículos. Por cada uno de estas, los etiqueta ECO alcanzan las 1.386.925 unidades, creciendo un 31% con una cuota del 4,5%, lo que supone la mayor subida de todas las etiquetas con un 1%. Los de etiqueta Cero emisiones por su parte llegan a 364.765 vehículos. Son los que más crecen con un 50,9% más. Sin embargo, suponen el 1,2% del total con una ganancia de cuota en el último año del 0,4%.

"PARQUE DIESELIZADO"

En cuanto a las fuentes de energía, el parque móvil continúa estando 'dieselizado', aunque su peso ha caído unos 1,3 puntos porcentuales sobre la cuota total en 2023, todavía el 60,3% del total o lo que es lo mismo 18.525.837 vehículos circulan con gasóleo. A su vez, los propulsados por gasolina son 10.439.449 vehículos y retroceden su peso en sólo un 0,1 punto porcentual respecto a 2022 y suponen el 34% del total. Los vehículos diésel y de gasolina circulantes copan el 94,3% del parque móvil superando los 29 millones.

En este sentido, José López-Tafall, director general de Anfac, ha destacado que “año tras año vemos con preocupación como nuestro parque automovilístico sigue envejeciendo. En 2023, ya superamos los 14 de años de antigüedad. Tan solo en la última década nuestro parque ha envejecido más de 3 años. Urge recuperar el mercado y superar el millón de turismos vendidos al año. Llevamos 4 años por debajo de esa cifra.

Además de ganar volumen, Anfac ha insistido en que hay que mejorar la eficiencia de los planes Moves con ayudas directas a la compra y, al mismo tiempo, fomentar una fiscalidad que incentive la compra de vehículos electrificados. Medidas de fuerte calado que junto con un mensaje de apoyo pleno desde la administración pública hagan ver al ciudadano que cualquier vehículo nuevo siempre será mejor que un vehículo viejo. Ya no solo en materia de sostenibilidad, sino también de eficiencia y, sobre todo, de seguridad”.