Almejas, besugo, lombarda, pavo, redondo de ternera, piña y percebes gallegos son los productos que más suben para Navidad

Una pescadería de Zaragoza
photo_camera Por el contrario, bajan de precio la lubina y la merluza (13%)

Las almejas, el besugo, la lombarda, el pavo, el redondo de ternera, la piña y los percebes gallegos son los productos que más suben de precio en la cesta de la compra de Navidad.

Así lo desvela el primer muestreo de los tres que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizará de cara a la Navidad y que contempla el análisis del precio de 16 alimentos “típicamente navideños y de gran demanda en estas fechas” en mercados municipales, supermercados e hipermercados de Albacete, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, Málaga y Murcia, según ha precisado la entidad este martes en un comunicado.

Los productos que componen esta cesta navideña son el cordero lechal para asar por cuartos, el redondo de ternera, la pularda, el pavo, el jamón ibérico de cebo al corte, la lombarda, la piña, el besugo, la lubina de acuicultura, la merluza al corte, las angulas, los langostinos cocidos, los percebes gallegos, las almejas y ostras y la granada.

En concreto, según los datos del primer control de los tres previstos, este año los precios se mantienen, con una subida media del 0% frente a las subidas del 8% en 2021 y del 5,2% en 2022, si bien dos de cada tres productos que componen la cesta de Navidad se encuentran “en máximos históricos” y suben de precio las almejas (23%), el besugo (11%), la lombarda (7%), el pavo (6%), el redondo de ternera (5%), la piña y los percebes gallegos (1%).

Por el contrario, bajan de precio la lubina y la merluza (13%), los langostinos (12%), la pularda (7%), las ostras (5%), la granada (5%) y las angulas (1%) y solo dos productos mantienen su precio igual que en 2022, el jamón ibérico de cebo y el cordero lechal.

En este contexto, la organización recomienda llevar a cabo una “buena planificación” de las cenas navideñas, adelantar las compras, aprovechar las ofertas o sustituir los productos más caros por otros "más asequibles" para “evitar las típicas subidas de precios en las próximas semanas”.

Este primer estudio recoge los precios un mes antes de la Navidad, pero además la OCU llevará a cabo controles después del puente de la Constitución y los días previos a la Nochebuena con el objetivo de seguir la evolución de los precios de estos productos.