El 85% de las madres no sienten apoyo para la conciliación

Siete de cada diez mujeres recurren a los abuelos cuando ella o su pareja (si la tiene) no pueden atender los cuidados de los hijos
dia-mundial-de-la-madre
photo_camera El 58% de las mujeres se sienten muy apoyadas por la familia

El 85% de las madres se han sentido solas desde que lo son por no contar con los apoyos para conciliar, según la encuesta ‘Sin madres no hay futuro’ de la Asociación Yo No Renuncio del Club de Malasmadres, que puso el foco en la falta de medidas para la conciliación y redes de ayuda a la maternidad y su impacto directo en la bajada de natalidad o que se generen contextos para que las mujeres deseen tener más hijos.

Los datos de la encueta, presentados este martes por la asociación, en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid, muestran una falta de acompañamiento que hace sentir solas a las madres y renunciar a su carrera profesional.

El análisis se realizó entre el 19 y el 27 de febrero, participaron 18.000 mujeres. Así, el 87% de las participantes renunciaron a algún aspecto de su trayectoria laboral al convertirse en madres, ya sea perdiendo salario, rechazando oportunidades laborales o cambiando de empleo.

Igualmente, rechazar puestos de responsabilidad o cambiar a un puesto de trabajo con horarios que permitan conciliar son situaciones que vivieron el 21% y el 20% de las mujeres, respectivamente.

La presidenta de la Asociación Yo No Renuncio y fundadora del Club de Malasmadres, Laura Baena, ha afirmado que “estamos en una sociedad que niega el futuro a las madres, se pierde la identidad de las mujeres cuando llega el tsunami maternal y te dicen que ‘ya no vales’, que ‘cómo lo vas a hacer’, que quizás ‘mejor tómate un tiempo’ o ‘busca otro camino, es por ti’, una sociedad en la que se normalizó la renuncia de las madres”.

Por otro lado, en una sociedad donde las personas cuidadoras son en su mayoría mujeres, Baena se ha preguntado “¿Quién cuida a las madres? La respuesta es nadie”.

El precio de no contar con apoyos para conciliar es “muy alto” para las madres, más de la mitad de las mujeres argumentan haber tenido que renunciar debido a la sobrecarga de trabajo, por no poder llegar a todo y cuidar de su salud mental (52%).

También, el análisis destaca que dos de cada cinco mujeres no pueden asumir el coste que supone los cuidados puntuales y no les compensa pagar servicios o escuelas infantiles que los atiendan, por eso acaban renunciando para cuidar.

Por ello, la asociación ha recordado la necesidad de implantar la gratuidad de los servicios de cuidado para que no se produzca una brecha social entre aquellas familias que pueden y las que no porque esto nos lleva a seguir perpetuando “la conciliación como un privilegio pagado”, ha expresado Baena.

Además, en cuanto al apoyo para las familias, los abuelos están a la cabeza. Siete de cada diez mujeres recurren a los abuelos cuando ella o su pareja (si la tiene) no pueden atender los cuidados de los hijos. En este sentido, el 58% de las mujeres declaran sentirse muy apoyadas por la familia y el 40% sienten el apoyo de las empresas.

Al preguntar por las ayudas más allá de la familiar, Seis de cada diez mujeres desconocen si hay servicios públicos de cuidado en su municipio o barrio. Tan solo el 17% reconoce haber accedido en alguna ocasión. Sin embargo, “al 73% de las mujeres encuestadas les gustaría contar con un servicio que le ayudara a cuidar a sus hijos en momentos puntuales”, ha dicho la presidenta.

Tras conocer los resultados de la encuesta, la Asociación Yo No Renuncio ha lanzado la campaña ‘Las Malasmadres no queremos flores, queremos leyes”, con motivo del Día de la Madre y con el objetivo de conseguir que 13 propuestas para la mejora de la conciliación y el apoyo a la maternidad se conviertan en leyes.

Entre ellas, “la necesidad de que se amplíen los permisos de nacimiento mínimo hasta las 24 semanas, unos permisos que llevan congelados ya más de 30 años”, ha comentado Baena sobre una petición que “ya ha sido firmada por más de 10.000 personas y se puede apoyar en su página web.