El 18% de los adolescentes españoles ha sufrido violencia sexual en el último año

A pesar de que la victimización sexual es más prevalente en chicas que en chicos, son ellos los que soportan con mayor frecuencia formas muy graves 
abuso
photo_camera La forma de victimización sexual más frecuente entre la adolescencia española es la electrónica (12,1%)

El 17,8% de los jóvenes españoles con edades comprendidas entre 14 y 17 años ha sido víctima de algún episodio de violencia sexual (acoso por Internet, tocamientos, penetración, sexo oral o explotación sexual) en el último año. De ellos, el 24% son chicas y el 11,2%, chicos.

Así consta en el primer estudio realizado en España sobre victimización sexual en la adolescencia, liderado por la directora del Grupo de Investigación en Victimización Infantil y Adolescente (GReVIA) de la Universidad de Barcelona, Noemí Pereda, quien ha presentado las principales conclusiones en un acto celebrado este miércoles en CaixaForum Madrid.

Este informe se ha realizado a partir de las respuestas de una muestra de 4.024 adolescentes con edades comprendidas entre 14 y 17 años procedentes de 70 centros educativos de toda España y distribuidos de forma representativa entre todas las comunidades autónomas.

En su intervención, Noemí Pereda ha apuntado que la violencia sexual en la infancia y la adolescencia ha permanecido históricamente en el ostracismo y ha destacado que progresivamente ha ido saliendo a la luz con toda su crudeza gracias a los testimonios de las propias víctimas y al empeño de los expertos en esta materia.

Tras comentar que el primer informe que se publicó en España sobre esta cuestión data de 1994, ha entrado en detalle con los resultados del presentado este miércoles, que tiene como novedad que se ha realizado a partir de los testimonios de los propios menores de edad y contando con “el rigor de la academia” y “el soporte de la administración pública”.

En ese sentido, el estudio en cuestión pone de manifiesto que el 17,8% de los adolescentes españoles ha sufrido algún episodio de violencia sexual en el último año, de los cuales el 24% son chicas y el 11,2%, chicos.

A pesar de que la victimización sexual es más prevalente en chicas que en chicos, son ellos los que soportan con mayor frecuencia formas muy graves, que incluyen penetración o sexo oral por parte de adultos, conocidos o desconocidos.

FORMAS DE VIOLENCIA

La forma de victimización sexual más frecuente entre la adolescencia española es la electrónica (12,1%), sufriéndola más las chicas (18,3%) que los chicos (5,9%); seguida de los ataques perpetrados por iguales (amigos, compañeros de colegio y chavales que no forman parte del núcleo familiar), que afecta al 8,8% de los chavales, el 11% de los cuales son chicas y el 5,9% son chicos; y por adultos (padre o algún tipo de figura familiar adulta), que alcanza al 3,1% de los muchachos, alcanzando de manera similar tanto a ellos como a ellas.

Mención aparte merece la explotación sexual que supone el intercambio de sexo por recompensas (regalos o dinero), que afecta a un 2,6% de los adolescentes, sin grandes diferencias entre géneros.

En el caso de los chicos, algunos tipos de victimización fueron más frecuentes, como la penetración o sexo oral por parte de adultos conocidos (1% frente al 0,3% de las chicas) y desconocidos (1% frente al 0,4% de las chicas), y la explotación sexual con penetración (1,2% frente al 0,5% de las chicas).

En cuanto a la vía de contacto con las víctimas, la más habitual es la ‘online’ (redes sociales o WhatsApp) por encima del cara a cara, que es la forma más común en los casos con tocamientos, penetración o sexo oral (calle, centro educativo u hogar).