El PP basa su programa a las Cortes en empleo digno, revolución fiscal, sanidad y libertad educativa



El PP ha elegido los exteriores del Palacio de la Aljafería para presentar su programa
photo_camera El PP ha elegido los exteriores del Palacio de la Aljafería para presentar su programa

Empleo digno, una revolución fiscal, un Pacto por la Sanidad y la libertad de elección educativa. Son los cuatro puntos principales del programa del Partido Popular a las Cortes de Aragón para recuperar el edificio Pignatelli tras cuatro años de Gobierno de PSOE-CHA. Cuatro líneas con las que buscan una “transformación total” de la Aragón que ha construido “la izquierda radical”.

Una de sus primeras actuaciones, en palabras del candidato popular a la Presidencia, Luis María Beamonte, será un Pacto por la Sanidad que “solucione de una vez por todas” la “emergencia social” provocada por la saturación de los hospitales y las condiciones laborales de los profesionales. “Se necesita una buena coordinación entre atención ambulatoria, hospitalaria y sociosanitaria”, ha señalado.

De esta forma, el líder popular quiere un Aragón “que cuide de sus personas”, con “especial atención” a mayores, dependientes y personas “con capacidades distintas”. “Todo ello con la familia como pilar básico de la sociedad. Queremos un Aragón para vivir, para venir y sentirse a gusto”, ha mantenido.

El programa electoral del PP, que se ha diseñado “escuchando a todos los sectores sociales de la Comunidad”, también recoge “soluciones” a “muchos de los desafíos que tenemos por delante”. Así, apuestan por el empleo digno como “mejor garantía del Estado de Bienestar” y la consideración de emprendedores y autónomos como un sector que “contribuye a generar oportunidades en nuestra tierra”, ha remarcado.

Además, Beamonte ha presentado una “revolución fiscal” que permita “aliviar el ahorro de las familias”, con una bonificación al 99% de Sucesiones y Donaciones, suprimir el Impuesto de Patrimonio, modificar el de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales y acometer “una reforma importante” en el tramo autonómico del IRPF.

En esta línea, también quiere convertir al sector primario en “absolutamente estratégico” en la Comunidad, con un apoyo a los que ya están establecidos y “dejar de hacer discursos para los que parece que quieren venir”. “Queremos aprobar una Ley del Campo, impulsar I+D+i y formación especializada para dinamizar el sector”, ha mantenido.

Otro punto programático de Beamonte es la “defensa de la libertad” en el ámbito educativo frente a las “agresiones ideológicas y el intervencionismo del actual Gobierno”. Además, y en el área universitaria, quiere “avanzar hacia la excelencia, revulsivo del talento de los aragoneses y que es referente a la hora de atraer conocimiento de otros lugares”.

Su última referencia al programa electoral ha estado dirigida al compromiso de “cualquier Gobierno” a “reducir la brecha entre el medio rural y el medio urbano”. “Con implicación y una gran dosis de solidaridad, porque esto es un problema de todos. Los aragoneses tienen derecho a vivir donde quieran, y para eso es obligación de la Administración autonómica garantizar la prestación de servicios y que se generen oportunidades”, ha concluido.