Me siento totalmente abrumado en el trabajo, hasta el punto de que afecta mi vida personal. Siento que no puedo desconectarme ni relajarme. ¿Existen estrategias específicas que pueda utilizar para reducir mi nivel de estrés?

El estrés laboral es uno de los problemas más preocupantes dado que en la actualidad lo sufre gran parte de la población. Cada vez resulta más difícil desconectar de las obligaciones laborales, impidiendo separar las horas de trabajo del tiempo libre.

Hay varias prácticas que pueden ayudar a reducirlo, tanto en el área de trabajo como en la vida personal. En cuanto al ámbito laboral, es muy importante la organización y saber priorizar tareas, estas acciones ayudan a manejar el tiempo de manera más efectiva, aliviando la carga laboral. Si la sobrecarga de tareas es una realidad objetiva, una opción es necesario comunicarlo a quien procede y delegar tareas a otros compañeros competentes que puedan asumirlas. Además, tomar descansos regulares durante el día puede ayudar a sosegar el estrés, aumentando así la productividad.

En la faceta personal, recuerda que tu jornada laboral tiene una hora fin y no se deben llevar las responsabilidades al tiempo libre del que uno dispone. Si consigues desconectar y despejar tu mente, serás más resolutivo en la siguiente jornada laboral. Procura mantener entresemana tu vida social, con amigos y/familia, con personas completamente desvinculadas de tu ámbito laboral, y conversad sobre vuestros temas de interés, te ayudará a evadirte. Practica ejercicio, se libera endorfina y esto ayuda a sentirse mejor emocional y físicamente, lo que repercutirá positivamente en tu rendimiento. Muy necesario, y no menos importante, descansar y dormir lo suficiente es esencial para reducir el estrés y mantener el bienestar.

Mi consejo: Controlar el estrés es crucial para mantener una buena salud física y mental. Es importante gestionarlo de manera efectiva y encontrar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal.

Más en EL PSICÓLOGO RESPONDE