Siento que algo no va bien con mi hija de 17 años porque ya casi no habla, se encierra en sí misma y la he pillado varias veces tirando comida. Estoy preocupada por si tiene algún trastorno...

Hay varios tipos de señales que pueden alertar de que un adolescente comienza, o tiene, un trastorno alimentario. Uno de estos primeros avisos puede ser que comience a esconder o tirar ciertos alimentos.

En estos casos donde no está aún claro lo que ocurre, conviene evitar una excesiva hipervigilancia sobre la adolescente, porque a la larga esa actitud resultará contraproducente. Y aunque aparentemente se trata de un problema serio, no es nada aconsejable obsesionarse y empezar a centrar todas las conversaciones con ella sobre su comportamiento con la comida.

Por ello, empieza por crear un clima de confianza que propicie la comunicación y le permita expresar sus emociones y preocupaciones, sin juzgarlas y sin relativizarlas, empatizando y entendiendo lo que le pasa, mostrándote dispuesta a acompañarle y ayudarle en lo que sea necesario. Es importante que te intereses por cómo se encuentra y le preguntes por su día a día, por sus preocupaciones, sin centrarte únicamente en qué ha comido o si lo ha hecho.

Mi consejo: Llegado el momento, pedir ayuda profesional es la forma más rápida y eficaz de abordar el problema, evitando que escale y se agrave en el tiempo.

Más en EL PSICÓLOGO RESPONDE