He conocido a una persona, divorciada y con hijos, y he decidido poner fin a una relación de ocho años. Mi familia no lo entiende y me hace sentir culpable. Soy hija única.

Tus padres son dos de las personas más importantes de tu vida. Del mismo modo que tú lo eres para ellos. Sin embargo, muchas veces el amor no es incompatible con la falta de entendimiento y la única opción es, al menos, respetar.

Dales tiempo. A veces, las personas solo necesitan espacio para digerir situaciones que, al desconocer su desenlace, les produce inseguridad y miedo. Con el paso del tiempo, su visión cambiará y se centrarán en lo que es verdaderamente importante: tu felicidad. En estos momentos tus padres no entiendan la decisión que has tomado, sin embargo, la incomprensión no afecta al cariño que sienten por ti, pero temen verte sufrir y equivocarte.

La misma empatía que tú esperas de ellos es la que puedes ofrecerles tú si tienes en cuenta que forman parte de otra generación y que esto influye también de manera significativa en los valores y filosofía de vida.

Mi consejo: La historia de cada uno es única. Actúa como protagonista de este momento de tu vida y toma decisiones que te ayuden a crecer y a evolucionar hacia tu felicidad. Los que te quieren finalmente te apoyarán.

Más en EL PSICÓLOGO RESPONDE