En el colegio me han advertido de que mi segundo hijo puede padecer hiperactividad, ¿es algo grave?, ¿se puede curar?

Te animo a que pongas a tu hijo en las manos de un profesional de la psicología y psiquiatría con el fin de que le puedan realizar una evaluación psicopatológica, donde puedan evaluar un posible TDAH (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad) y te den las herramientas necesarias para empezar lo antes posible un plan de intervención.
La hiperactividad es una anomalía de carácter crónico, se conceptualiza como un problema biológico y da lugar como resultado una deficiencia en la producción de importantes neurotransmisores cerebrales como la dopamina y la noradrenalina.
 
Por suerte hoy en día hay muchas soluciones para abordar todos los problemas que conlleva ser hiperactivo. Juega a vuestro favor que al tratarse de un niño y no de un adulto está en una etapa clave de aprendizaje y desarrollo donde cualquier intervención, tanto por un profesional de la salud como de la escuela, como por parte de la propia familia, mejorará a pasos agigantados las repercusiones de esta patología, siendo esto vital para una mejor calidad de vida en su futuro. En la misma línea de lo que estamos hablando y respondiendo a tu pregunta, la hiperactividad en sí misma es mala, siempre y cuando no esté controlada.
 
Por ello, te informo de que las mejores intervenciones para estos casos son los tratamientos de tipo farmacológico (metilfenidato), donde a un 70% de los afectados les da muy buenos resultados, y mediante tratamiento psicológico de tipo cognitivo y conductual encaminado a reducir la impulsividad y a desarrollar habilidades para mejorar sus recursos con él mismo y con los demás.

Más en EL PSICÓLOGO RESPONDE